Enlaces de accesibilidad

Con reforma fiscal, Trump celebra "mayor recorte de impuestos" en historia de EEUU


El presidente Donald Trump (c), acompañado de los miembros republicanos del Senado y la Cámara, ofrece una rueda de prensa sobre la aprobación de la reforma fiscal.

El presidente Donald Trump celebró haber logrado aprobar "el mayor recorte de impuestos de la historia" del país, después de que el Congreso diera este miércoles el visto bueno definitivo a su tan buscada reforma fiscal.

En un acto de celebración en los jardines de la Casa Blanca, Trump se rodeó de los principales legisladores republicanos artífices de la reforma tributaria, y aplaudió el "logro" de su Administración.

Según indicó Trump, una familia media de cuatro miembros que gane 75.000 dólares al año, recibirá aproximadamente un recorte de 2.000 dólares anuales con motivo de su reforma tributaria.

El mandatario agradeció, casi uno por uno, a los actores clave en el Legislativo que han hecho posible que se aprobara su reforma fiscal, entre ellos los líderes republicanos de las dos cámaras, Paul Ryan y Mitch McConnell, o la senadora Susan Collins, un voto complicado de lograr para Trump al ser una de las conservadoras más moderadas del Senado.

En su turno de palabra, el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, se deshizo en elogios hacia el magnate después de lograr el "tan deseado alivio fiscal que los estadounidenses estaban esperando", y calificó su liderazgo presidencial en esta materia de "exquisito".

Por su parte, el líder de la mayoría republicana en la Cámara Alta, Mitch McConnell, alabó también al presidente, y aseguró que ha sido él quien "ha puesto fin a la sobrerregulación de la economía estadounidense".

El vicepresidente, Mike Pence, aplaudió igualmente el logro del multimillonario y dijo estar seguro de que, "de hecho, hará grande Estados Unidos de nuevo", parafraseando su principal lema de campaña.

Tras los cambios requeridos y el voto posterior a favor de la Cámara Alta (51-48), la Cámara de Representantes volvió a votar este miércoles como un mero trámite con 224 votos a favor (todos republicanos) y 201 en contra (los demócratas más 12 votos conservadores).

Así, los republicanos han culminado el mayor recorte fiscal en décadas.

Es la primera gran victoria legislativa del magnate desde que llegó a la Casa Blanca.

A primera hora de la tarde de este martes, la Cámara Baja aprobó el texto que habían acordado en proceso de conciliación los republicanos de ambas cámaras, pero dicho proyecto entraba en conflicto con algunas normas procedimentales del Senado, por lo que tuvo que ser corregido antes de llevarse a la Cámara Alta.

"Hoy, el Congreso aprobó un proyecto de ley de reforma tributaria que ocurre una vez en una generación. Este es el final de un largo viaje para ofrecer una gran desgravación fiscal al pueblo estadounidense", dijo Ryan, tras concluir el voto.

El texto fundamentalmente está dirigido a recortar impuestos a las grandes rentas y las empresas, reduciendo de forma significativa los aportes al fisco para las compañías de un 35 % a un 21 %, mientras que genera siete horquillas de pago fiscal para los individuos.

Además, según el cálculo de la Oficina independiente de Presupuesto del Congreso (CBO), la reforma que impulsan los republicanos sumará 1,45 billones al déficit nacional de Estados Unidos.

El proyecto de ley no deroga el impuesto al patrimonio o el impuesto mínimo alternativo para individuos, ambos objetivos a largo plazo para los republicanos, pero sí aumenta las cantidades de la exención.

Entre los aspectos más controvertidos, más allá de la reducción impositiva a las rentas más altas, la legislación deroga también la obligación de tener un seguro médico de la reforma sanitaria del expresidente Barack Obama a partir de 2019, y permite por primera vez las prospecciones de gas y petróleo Ártico.

(Con información de EFE)

XS
SM
MD
LG