Enlaces de accesibilidad

Comenzó diálogo Nacional en Nicaragua en medio de crisis


Cientos de nicaragüenses sostienen que la solución de la crisis en Nicaragua pasa por la renuncia de Daniel Ortega. (Archivo)

Medios reportaron el inicio del diálogo nacional apoyado por la Iglesia Católica de Nicaragua. Ortega y su vicepresidenta Rosario Murillo llegan a la reunión después que el Ejército dijera a Ortega que no va a reprimir a los manifestantes.

Este miércoles comenzó en Nicaragua un diálogo entre el gobernante Daniel Ortega y estudiantes, empresarios y miembros de la sociedad civil, que buscaría superar la crisis que ha dejado más de 60 muertos y centenares de heridos en la represión de protestas sociales en esa nación.

Este intento por resolver la crisis llega cuando Nicaragua cumple 28 días de agitación social tras las multitudinarias manifestaciones a favor y en contra de Ortega que comenzaron tras una cuestionada reforma a la seguridad social.

Medios locales y extranjeros informaron sobre la reunión con sede en el Seminario Interdiocesano Nuestra Señora de Fátima, al oeste de Managua.

La Iglesia católica ejerce de mediadora en el diálogo, al que ha impuesto la condición de que se revise el sistema político de Nicaragua para lograr una auténtica democracia.

"¡Asesinos, asesinos, asesinos!”, les gritaron a coro decenas de activistas y manifestantes apostados en la entrada del sitio mientras la caravana de seguridad rodeaba los vehículos en los que se trasladaba la pareja presidencial, informó AP.

"Han matado a nuestros jóvenes, a nicaragüenses que solo reclamaban por un país mejor. Queremos justicia y que se vayan", dijo llorando Juanita Jiménez, activista del Movimiento Autónomo de Mujeres.

Siguen las protestas

A pesar del anuncio de la instalación del diálogo, Ortega no logró detener los disturbios que se han generado en varios departamentos del país, especialmente en Masaya en el sureste, Matagalpa en el norte y Juigalpa, en el centro.

Estudiantes sostienen que uno de los principales puntos de agenda es la salida de Ortega y su esposa y vicepresidenta del país, Rosario Murillo.

"Esta es una mesa para exigir si salida", dijeron estudiantes a Ortega este miércoles.

Un vídeo divulgado por La Prensa mostró en vivo la reunión.

Michael Healy, presidente de la Unión de Productores y Agricultores de Nicaragua, quien participa en nombre del sector privado, dijo que este encuentro debe buscar la democratización del país.

"Lo que buscamos es tener una Nicaragua demócrata. Nadie quiere un yugo y es eso lo que tenemos ahora y no podemos seguir así", dijo Healy a la AP.

"El diálogo es para pedir justicia para las víctimas y la salida de Daniel Ortega del poder, porque no tienen capacidad de dirigir más a éste país", comentó a medios locales Azalea Solís, representante de la sociedad civil en el diálogo.

El gobierno de Nicaragua ha dicho desde el comienzo de las protestas que los manifestantes son "minúsculos grupos".

Pero el miércoles la vicepresidenta Murillo intentó mostrar otra cara: "Hemos venido aquí con buena fe, con respeto".

Ortega, por su lado, se refirió a los protestantes diciendo que "no son angelitos".

Mientras se producía el diálogo, estudiantes avanzaban hacia la sede, según imágenes obtenidas en las redes sociales.

En su intervención, el Obispo Abelardo Mata exigió en nombre de la Conferencia Episcopal que sea retirada la Policía de las calles.

Ortega dijo a los asistentes que la policía "tiene orden de no disparar". Su comentario llega después que el Ejército de Nicaragua declaró recientemente que no reprimirá a la población.

(Con reporte de EFE, AP, La Prensa, Canal Católico de Nicaragua y Redes Sociales)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG