Enlaces de accesibilidad

El cerebro, un radar especial para detectar serpientes


Foto de archivo de una cobra.

Percibir una víbora hizo que el cerebro activara rápidas respuestas de miedo.

¿Alguna vez se ha preguntado por qué las serpientes inspiran tanto miedo? Estos reptiles suelen generar esta reacción en primates y humanos, y los científicos anunciaron que han encontrado células específicas del cerebro que disparan la alerta de alarma de inminente peligro.

Algunas neuronas responden de manera "selectiva" a las imágenes de estos reptiles, y lo hacen de forma más rápida que a la visión de caras, manos o formas geométricas.

La investigación publicada en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias ofrece nuevas pruebas para apoyar la hipótesis de que los primates tenían capacidades visuales que evolucionaron para permitirles ver serpientes de forma rápida con el fin de sobrevivir a la amenaza que estos animales suponen en la jungla.

Percibir una víbora hizo que el cerebro activara rápidas respuestas de miedo que no pudieron equipararse a ninguna otra reacción cuando vieron las caras, las manos o las formas geométricas.

Los investigadores hallaron que mientras se activaron 100 neuronas ante la visión de un tipo de imagen, el 40 por ciento mostró una respuesta mayor hacia las víboras, seguido por un 29 por ciento que mostró más actividad ante las caras.

Si bien los científicos han sabido durante mucho tiempo que los primates tienen una habilidad sorprendente para ver serpientes incluso en ambientes masificados, esta última investigación ofrece nuevas respuestas a la pregunta de por qué.

"Las serpientes son principalmente responsables del origen de los primates. La visión es lo que separa a los primates de otros mamíferos. Muchas de las estructuras en nuestro cerebro están dedicadas a la visión", afirma Lynne Isabell, que escribió en 2011 un libro sobre este tema titulado "La fruta, el árbol y la serpiente: por qué vemos tan bien".

La académica de la Universidad de California, en Davis, señala que "realmente ello refuerza el argumento de que las serpientes son muy importantes en la evolución de los primates". Mientras que su colega Quan Van Leof, de la Universidad de Toyama e investigadores de la Universidad de Brasilia, añade que “las serpientes generaron las respuestas más rápidas y fuertes".

La investigación se llevó a cabo utilizando dos jóvenes monos macacos que habían nacido en una granja nacional de monos en Japón.
XS
SM
MD
LG