Enlaces de accesibilidad

Choferes de guaguas renuncian por bajos salarios; agudizan crisis del transporte


La espera en una parada de ómnibus en la capital.

Los choferes categoría A de Metrobús ganan 315 pesos cubanos al mes y los de categoría B 290 pesos, salarios que están por debajo de la media en Cuba.

LA HABANA - Choferes de ómnibus rígidos y articulados de las terminales de Metrobús han estado renunciando en los últimos meses a sus puestos de trabajo, una situación que ha agudizado más la crisis del transporte en la ciudad.

Entre las causas más frecuentes están los bajos salarios, la imposibilidad de cobrar la divisa por implementaciones internas, la entrada de conductores para cobrar el pasaje, la expectativa de una mayor recaudación por parte de las terminales y la tensión de trabajar con un público que no paga.

“Estuve tres años en la terminal de El Calvario y solo obtuve problemas. Fajado todo el día con la gente para que pagaran la guagua y al final del mes cobrar 300 pesos (12 dólares). La divisa siempre la tumbaban”, comentó Ramón quien lleva 20 años trabajando como chofer.

Los choferes categoría A de Metrobús ganan 315 CUP al mes y los de categoría B 290 CUP, salarios que están por debajo de la media en Cuba que es de 500 CUP mensuales.

“Estoy aquí porque ya me quedan pocos años de trabajo para retirarme, pero es injusto el salario que nos pagan, la gente se está yendo a manejar a otros lados aquí solo quedamos los más viejos”, dijo Samper un chofer de 56 años.

La problemática de menos vehículos Metrobús en circulación ha encarecido el transporte privado.

“Los taxistas se aprovechan de todo. El viaje de Palma a Vedado son 15 pesos, ahora pican la carrera en dos o tres tramos y te cobran 30 pesos y más. En la noche la mitad de ese viaje es a dólar (25 pesos) por persona, es casi una burla”, comentó Irene Vélez

“Coger algo en hora pico se ha convertido en un estrés total, tienes que correr porque las guaguas no paran en la parada y para coger un taxi prácticamente hay que fajarse, esto es de locos”, comentó Alexander, un restaurador.

La creación de las llamadas Cooperativas de ruteros con un costo entre 5 y 15 CUP, más los taxis privados y aquellos que realizan la actividad de manera ilegal no alivia la situación del transporte.

“Un día puedo coger un taxi para tratar de llegar temprano al trabajo, pero no gano para hacerlo todos los días, yo ni tengo familia afuera (exterior) ni robo para vivir”, comentó Susana, licenciada en Enfermería.

Las terminales de Ómnibus se encuentran en la fase final para implementar conductores en los ómnibus. Con ello, se espera un aumento a la recaudación para los choferes, otra causa de las renuncias.

Choferes desmotivados de Metrobús han estado buscando empleo en otros puestos de trabajo. Con la entrada al país de camiones y autos principalmente de fabricación china, han aumentado sus posibilidades de trabajar en otras empresas.

“Los choferes están dejando Metrobús porque están encontrando otras opciones como choferes tanto en el sector estatal o particular y claro, donde quiera les pagan mucho más”, dijo una colectora de Metrobús

Hace un año entró un renovado parque de ómnibus, pero las carencias de piezas de repuesto y neumáticos para ómnibus es un problema que enfrentan todas las terminales.

“No hay con qué arreglar un carro, si un motor da bateo tenemos que quitarle piezas a otro carro que esté parado por otra cosa”, alegó un mecánico de la terminal Santa Amalia. “Aquí lo que hacemos es remendar carros, no arreglar nada”.

XS
SM
MD
LG