Enlaces de accesibilidad

Cerrado el caso de incidente doméstico de Aroldis Champan


Aroldis Chapman.

La pesquisa está cerrada "hasta que surja nueva evidencia". La policia dice que hay versiones contradictorias sobre los hechos, falta de lesiones y que ningún testigo quiso cooperar.

Un canje propuesto que enviaría al lanzador cubano Aroldis Chapman de los Rojos de Cincinnati a los Dodgers de Los Ángeles parece estar paralizado por un altercado doméstico entre el pitcher y su novia en su casa en el sur de Florida.

Un informe de la policía de Davie, divulgado el martes, señala que no había evidencia suficiente para radicar cargos contra Chapman por el incidente del 30 de octubre debido a versiones contradictorias sobre los hechos, la falta de lesiones y que ningún testigo quiso cooperar.

La policía llegó a la casa en los suburbios de Fort Lauderdale después de recibir una denuncia por un incidente doméstico. Los oficiales hablaron con Cristina Barnea, de 22 años, quien declaró que Chapman la empujó, colocó sus manos alrededor de su cuello y la "ahorcó" durante una discusión en un salón en la casa del lanzador. La mujer dijo que la discusión fue interrumpida por familiares y que Chapman se fue de la casa.

Barnea dijo a la policía que escuchó disparos poco después de la discusión y que salió de la casa y se escondió en unos arbustos hasta que pudo contactar a la policía. Sostuvo que dejó a la hija bebé de la pareja dentro de la casa.

La policía entrevistó a Chapman, quien relató que la discusión ocurrió durante una fiesta. Señaló que empujó a Barnea en el hombro y le dijo que "no me hablara de esa manera", y la mujer cayó al suelo gritando.

Chapman relató a los oficiales que el hermano de Barnea lo empujó y lo tiró al piso, y después el jugador se levantó, salió de la casa y subió al asiento del pasajero de una camioneta Land Rover, junto con un amigo.

Enojado, Chapman golpeó la ventana del vehículo con el puño izquierdo, lo que le provocó una herida en el dedo meñique. Luego, según relató a los oficiales, sacó una pistola de la guantera, se encerró en el garaje de la casa y realizó siete disparos a una pared de cemento y otro por una ventana, antes de tirar la pistola.

La policía dijo que Chapman rehusó dar una declaración jurada o firmar una affidavit de la querella. Sí firmó un documento para autorizar a los oficiales a allanar su garaje.

Los oficiales dijeron que Barnea recogió sus pertenencias y se fue de la casa.

El 3 de noviembre, los investigadores llamaron al hermano de Barnea, Dany Barnea, quien también se negó a ofrecer una declaración sobre el incidente. El oficial le pidió el número de teléfono de su hermana, pero él se negó a darlo.

El vocero de la policía de Davie, Dale Engle, indicó que la pesquisa está cerrada "hasta que surja nueva evidencia".

Joe Torre, jefe de operaciones deportivas de Grandes Ligas, dijo el martes que no hay un plazo para tomar una decisión sobre Chapman bajo la nueva política de violencia doméstica de la liga.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG