Enlaces de accesibilidad

Países de CELAC disparan contra la Ley de Ajuste Cubano


El presidente dominicano, Danilo Medina; de Ecuador, Rafael Correa; y el de Costa Rica, Luis Guillermo Solís (i-d), durante una rueda de prensa en la sede de la Unión de Naciones Suramericanas, UNASUR (26 de enero, 2016).

En una de las declaraciones de la CELAC se enfocan en la Ley de Ajuste Cubano y, en otra, en el embargo, pidiéndole al presidente Obama que haga uso de sus "facultades ejecutivas".

Países de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) aprobaron una declaración para poner fin al tráfico humano e instar a los Gobiernos a "proteger" a migrantes ilegales, en aparente alusión al hasta ahora indetenible flujo irregular de cubanos que buscan llegar a Estados Unidos.

El documento abre fuego contra la Ley de Ajuste Cubano, un mecanismo que por décadas ha otorgado beneficios excepcionales a los cubanos que entran por tierra o mar a Estados Unidos.

De esta forma, los 33 países miembros del organismo acaban de echar leña al fuego en medio de la avalancha de críticas que tienen en jaque a la cada vez más polémica ley.

Los países de la CELAC "instan a aquellos países que aplican políticas selectivas hacia los migrantes, como la denominada política de pies secos-pies mojados, a ponerles fin debido a las dificultades que generan para los países de la región", afirma la amplia declaración.

El texto explica que los miembros de la CELAC adoptarán medidas "para fortalecer el enfrentamiento a los traficantes de migrantes que aprovechan los flujos migratorios irregulares, inseguros y desordenados para lucrar".

La reunión ocurre en momentos en los que países de Centroamérica –en virtud de un plan regional– están consiguiendo salir a flote de la crisis humanitaria que ha encarado Costa Rica desde que Nicaragua cerró la frontera a miles de migrantes cubanos a mediados de noviembre.

Otro espaldarazo a Raúl Castro

CELAC se suma así a las críticas que tienen contra la pared a la política migratoria estadounidense hacia la isla, desde los congresistas y representantes cubanoamericanos en Florida hasta influyentes medios como The New York Times, USA Today, The Miami Herald y Bloomberg.

Los privilegios migratorios de los cubanos también molestan a las autoridades centroamericanas, que no han ocultado la frustración porque sus nacionales no sólo no tienen esos beneficios sino que hasta son deportados.

Estas quejas coinciden con las del Gobierno comunista de la isla, que culpa a Washington de incentivar la emigración ilegal.

La Casa Blanca, por su parte, ha dicho todo el tiempo que su política migratoria no está en juego.

La CELAC, impulsada en el 2010 por países como Cuba y Venezuela para hacer frente a la Organización de Estados Americanos (OEA), ha sido clave en legitimar al Gobierno de la isla en la región.

En enero del 2014, La Habana fue la sede de una cumbre que reunió a líderes con diferentes visiones. Todos, no obstante, respaldaron a la isla en su cruzada contra el embargo comercial que aplica Washington.

La siguiente cumbre, realizada en Costa Rica un mes después del histórico acercamiento entre La Habana y Washington, dirigió los reflectores hacia el asunto; restando importancia al tema central relacionado con la pobreza que afecta a 167 millones de personas en la región.

La cumbre de Ecuador no se quedó detrás en el propósito de poner presión a Washington.

Los países de CELAC "instan al presidente Obama, a la luz de sus reiteradas declaraciones, a adoptar todas las medidas que estén dentro de sus facultades ejecutivas para modificar sustancialmente la aplicación del bloqueo contra Cuba, y al Congreso de los Estados Unidos a proceder a su eliminación", afirma otra declaración aprobada el miércoles.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG