Enlaces de accesibilidad

"Espero que ese conflicto se resuelva y que serán capaces de abandonar libremente el territorio", añadió Putin.

El caos se seguía extendiendo este martes por el este de Ucrania, donde prorrusos ocuparon nuevos edificios oficiales en Lugansk, al tiempo que Vladimir Putin advirtió de que las nuevas sanciones estadounidenses y europeas podrían afectar a las empresas energéticas occidentales.

Hablando por televisión, el presidente ruso dijo también que espera la próxima liberación de los observadores de la OSCE (la Organización para la seguridad y la cooperación en Europa), retenidos por militantes pro-rusos en Ucrania.

"Si esto sigue, tendremos que pensar por supuesto como (las sociedades extranjeras) trabajan en la Federación rusa, en especial en sectores claves de la economía rusa como la energía", agregó Putin, y aseguró que no hay "ni formadores rusos, ni unidades especiales, ni tropas" rusas en Ucrania.

"Espero que ese conflicto se resuelva y que serán capaces de abandonar libremente el territorio", añadió Putin.

En Lugansk, unos 3.000 manifestantes favorables a Rusia ocuparon un edificio de la administración regional en Lugansk.

Unos veinte jóvenes con barras de hierro rompieron una ventana para ingresar en el edificio, que no estaba vigilado por la policía, mientras la multitud esperaba afuera para entrar.

Posteriormente, también este martes, unos mil manifestantes prorrusos, apoyados por unos cincuenta hombres armados, lanzaron un asalto contra la comisaría de Lugansk, donde también controlaban un tribunal.

Los locales de los servicios de seguridad de esta ciudad de 465.000 habitantes, capital de la región del mismo nombre, ya estaban ocupados desde principios de abril.

En total, las fuerzas favorables a Rusia ocupan edificios públicos, entre ellos ayuntamientos, comisarías y servicios de seguridad, en una docena de ciudades orientales.

En este contexto, el presidente interino de Ucrania Olexandre Turchinov declaró, también este martes, que "los acontecimientos en el este han ilustrado la inacción, la impotencia y a veces la traición criminal de las fuerzas del orden en las regiones de Donetsk y Lugansk".

En Slaviansk, se registraron "avances significativos" en las negoiaciones de cara a la liberación de los observadores de la OSCE detenidos desde el viernes por prorrusos, declaró a la prensa el líder separatista de este bastión rebelde del Este, Viatcheslav Ponomarev.

"Una salida positiva" está a la vista "en el más breve plazo", añadió este martes, cuando el secretario general de la Organización, Lamberto Zannier, se encontraba en Kiev para hablar con las autoridades ucranianas de la suerte de los observadores, siete extranjeros y cuatro ucranianos.

Los rebeldes de Slaviansk también retienen desde el domingo a tres oficiales ucranianos, a los que acusan de espionaje.

La embajada de Estados Unidos en Kiev calificó de "terrorismo" el secuestro de los observadores de la OSCE, "algunos de ellos golpeados salvajemente".

"Rechazamos las sanciones en cualquier manifestación, en particular aquellas sanciones que fueron asociadas (adoptadas) por los Estados Unidos y la Unión Europea en contra de todo sentido común respecto a los sucesos en Ucrania", dijo el ministro ruso de Exteriores, Serguei Lavrov, de visita en La Habana
XS
SM
MD
LG