Enlaces de accesibilidad

Suecia opera el primer aeropuerto del mundo sin controladores aéreos


La tecnología combina cámaras en una urna de cristal a prueba de frío, calor, insectos, lluvia y nieve.

Un sistema de 14 cámaras de alta definición a control remoto, operadas a 150 kilómetros de distancia, vigilan por video una docena de aviones comerciales desde una torre de control de 80 pies deshabitada, sin que los pasajeros lo noten.

Los pasajeros que aterrizan en el remoto aeropuerto de Orns-koldsvik en el norte de Suecia podrían no darse cuenta de que no hay nadie en el interior de la torre de control. En cambio, la docena de aviones comerciales que llegan cada día son vigilados por cámaras, guiadas por controladores que observan el video en otro aeropuerto a 150 kilómetros (90 millas) de distancia.

Las compañías que construyen estos sistemas remotos sostienen que su tecnología es más barata y mejor que las torres tradicionales. "Contiene mucha tecnología de cámaras de precisión con capacidad de hacer lo que el ojo humano no puede", asegura Pat Urbanek, de Searidge Technologies.

En abril, después de un año y medio de probar un sistema diseñado por la empresa de automovilismo y aviación Saab, todos los controladores se fueron de Orns-koldsvik. Ahora, desde un mástil de 25 metros (80 pies) con 14 cámaras de alta definición se envían las señales a los controladores estacionados en el aeropuerto de Sunvsal. No se han eliminado empleos, y a la larga dicho sistema permitirá que los aeropuertos pequeños compartan controladores.

Las cámaras están en el interior de una burbuja de vidrio. Por las ventanillas fluye aire a alta presión para mantenerlas libres de insectos, lluvia y nieve. El sistema ha sido puesto a prueba para temperaturas severas de 30 grados centígrados bajo cero (22 Fahrenheit bajo cero) y hasta 50 centígrados (122 F).

Orns-koldsvik es el primer aeropuerto del mundo que usa esa tecnología. Otros en Europa están poniendo a prueba la idea, al igual que uno en Estados Unidos. Aunque la mayoría de los aeropuertos del mundo tendrán, durante algún tiempo, controladores en el lugar, los expertos anticipan que se acerca la hora de las torres de control sin controladores.

Las cámaras esparcidas por el aeropuerto y alrededores eliminan los puntos ciegos y dan a los controladores vistas más detalladas. El espectro infrarrojo puede suplementar las imágenes en condiciones de lluvia, niebla o nieve, y otras cámaras pueden incluir sensores termales para ver si se coló algún animal en la pista de último momento.

Ninguna de estas tecnologías está todavía instalada en el aeropuerto sueco debido a obstáculos regulatorios. Probablemente se utilizarán primero en aeropuertos pequeños y medianos, pero a la larga los mayores aeropuertos del mundo podrían tener una serie de cámaras montadas en un poste para reemplazar las torres de control de concreto.

Las compañías que construyen estos sistemas remotos sostienen que su tecnología es más barata y mejor que las torres tradicionales. "Contiene mucha tecnología de cámaras de precisión que pueden hacer lo que el ojo humano no puede", asegura Pat Urbanek, de Searidge Technologies.

XS
SM
MD
LG