Enlaces de accesibilidad

Gigantes hoteleros de EEUU se reúnen con autoridades cubanas


Hotel de la cadena Hilton en Orlando, Florida, EEUU.

Han coincidido en un evento de la industria hotelera en Lima, Perú, y han mostrado interés en hacer negocios en Cuba.

Las principales cadenas hoteleras de Estados Unidos tienen sus ojos puestos en Cuba y desde hace meses celebran reuniones informales con funcionarios de la isla para aprovechar sus oportunidades de inversión, asegura la agencia Reuters.

Grandes grupos hoteleros como Marriott International, Hilton Worldwide y Carlson Hospitality Group, que entre otros gestiona la cadena Radisson, son algunas de las compañías que ya han mantenido encuentros con las autoridades cubanas en las últimas semanas.

La última de ellas se celebró estos días con ocasión de la Conferencia Sudamericana de Inversiones en Hoteles y Turismo, que tuvo lugar en Lima (Perú).

Entre los asistentes a la convención figuraba el vicepresidente de Hilton, Ted Middleton; el vicepresidente ejecutivo de Desarrollo de Marriott, Laurent de Kousemaeker; el presidente y director general para América Latina de Wyndham, Paulo Pena; y el director ejecutivo de Carlson, David Berg. Todos ellos planificaron un encuentro con el viceministro cubano de Turismo, Luis Miguel Díaz.

Allí, representantes de las principales cadenas de hoteles de Cuba, como el Grupo Gaviota, Cubanacan y Gran Caribe, presentaron sus datos ante 350 autoridades de la industria hotelera de una treintena de países. En el caso de Gaviota, promovió su oferta de 25.000 habitaciones en 58 hoteles e informó que su plan es tener 53.000 habitaciones para 2024.

De acuerdo al ranking mundial que elabora la revista especializada estadounidense Hotels, el Grupo Gaviota es la primera cadena hotelera de la región y ocupa el puesto 55 a nivel mundial. Por su parte, Cubanacan está ubicada en el lugar 84 del mundo gracias a sus 15.800 habitaciones. La primera continúa siendo Hilton con más de 715.000 cuartos.

El vicepresidente de Hilton aseguró que las cadenas de Estados Unidos están muy interesadas en hacer negocios en Cuba y declaró: "Cuando legalmente se nos permita hacerlo, queremos estar en la línea de salida".

También el presidente y CEO de Marriott International, Inc., Arne M. Sorenson, afirmaba hace unas semanas en su blog que esa cadena hotelera está lista para hacer negocios en Cuba "desde ahora mismo", después de pasar varios días en la isla.

Entre las prioridades de estos ejecutivos está, además, la necesidad de que Estados Unidos llegue a un acuerdo con Cuba para liberalizar los vuelos, algo que podría suceder antes de finales de año según declaró un funcionario cercano a las negociaciones a la agencia Reuters.

Ese sería uno sólo de los pasos necesarios para los hoteleros de Estados Unidos, a quienes les está prohibido invertir en Cuba y no pueden recibir a turistas norteamericanos, ya que oficialmente persisten los 12 criterios especiales por los que un estadounidense puede viajar a la isla y que incluye visitas culturales o educativas especiales o periodísticas entre otras categorías, pero no de ocio.

Otro consistiría en flexibilizar la ley que obliga a que las empresas extranjeras tengan que asociarse con una entidad cubana para hacer negocios, algo que los hoteleros de Estados Unidos están dispuestos a hacer siempre y cuando se levanten las restricciones.

En el evento de Lima se anunció que La Habana acogerá un congreso de turismo internacional el próximo mes de junio, organizado igualmente por la Conferencia Sudamericana de Inversiones en Hoteles y Turismo.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG