Enlaces de accesibilidad

Cadáver de turista británica atrapado en Cuba hasta que se paguen gastos médicos


Playa Pesquero, en Guardalavaca, Holguín.

El cadáver de Sheila Dumbleton tendrá que permanecer en la isla hasta que la deuda de 20.000 libras esterlinas por concepto de gastos médicos sea pagada en su totalidad, señala un diario británico.

La ciudadana británica, Sheila Dumbleton, de 57 años, quien viajó como turista a Cuba con su esposo Raymond, murió el domingo en un hospital de Holguín, dejando una deuda de 20.000 libras esterlinas.

Su cadáver y su esposo, de 69 años, tendrán que permanecer en la isla hasta que la deuda sea pagada por sus familiares, según reveló el lunes un artículo publicado por el diario Birmingham Mail en su sitio digital.

El matrimonio llegó a Holguín el pasado 6 de junio, y luego de seis días de vacaciones Dumbleton tuvo un sangramiento digestivo, fue operada de urgencia, luego contrajo neumonía y días después sufrió un derrame cerebral.

Dumbleton, quien al parecer había tenido antes el mismo padecimiento, no lo habría declarado al momento de la compra del seguro de viaje, por lo que la compañía aseguradora se niega ahora a pagar la factura.

“Lamentamos mucho lo ocurrido a la señora Dumbleton, pero desafortunadamente ella no reveló su historial médico a la hora de comprar el seguro de viaje, por lo que su reclamación no está cubierta”, declaró un vocero de la aseguradora White Horse Insurance Ireland.

Esta historia revela "lo importante que es declarar cualquier condición médica preexistente al momento de comprar el seguro de viaje", y lo que es más importante, viajar asegurados, añadió el vocero citado en el reportaje.

La hija de la fallecida, Erica McCleary, ha tenido que hacerse cargo de la repatriación del cadáver. (Captura de imagen video Birmingham Mail)
La hija de la fallecida, Erica McCleary, ha tenido que hacerse cargo de la repatriación del cadáver. (Captura de imagen video Birmingham Mail)

Según el diario británico, la hija de la pareja, Erica McCleary, ha tenido que hacerse cargo de la repatriación del cadáver, y además tendrá que pagar la factura del hospital, aunque no dispone del dinero necesario para cubrir esos gastos.

Un portavoz de Relaciones Exteriores y de la Oficina de la Commonwealth de Reino Unido dijo que esas dependencias "habían estado proporcionando asistencia a la familia de una ciudadana británica que estaba ingresada en un hospital de Holguín, Cuba".

Tras el fallecimiento, ambas instituciones han mantenido su posición y se "seguirá ofreciendo apoyo en este difícil momento", dice el diario.

La Embajada del Reino Unido en La Habana no tiene ninguna información al respecto en su sitio oficial, ni tampoco en su página de Facebook.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG