Enlaces de accesibilidad

Canadiense lleva meses preso en Cuba tras accidente


TheRecord publicó una amplia información con fotos del canadiense Damian Buksa, detenido en Cuba.

Sus amigos y familiares están desesperados porque no se sabe si Damian Buksa podrá o no regresar a su país, se ha quedado sin dinero y su salud se ha deteriorado.

Familiares y amigos de un canadiense que lleva meses pero en Cuba luego de un accidente automovilístico están pidiendo al gobierno de Canadá que interceda ante las autoridades de la isla, según informa la publicación digital TheRecord.

Damian Buksa, de 34 años viajó a Cuba en Julio pasado para pasar dos semanas de vacaciones en la zona de Holguín, y según su amigo Peter Zawadzki alquiló un auto a un cubano que además se ofreció para servirle de guía a fin de conocer al país.

Pero seis días más tarde tuvieron un accidente, el guía resultó muerto y el canadiense y una cubana sufrieron heridas, y según Zawadzki las autoridades le dijeron a su amigo que tenía que pagar más de $9 mil dólares por el vehículo y los gastos médicos de la mujer antes de poder abandonar el país.

Según la madre de Buksa, dice The Record, el canadiense pagó lo que se le pedía pero luego se le informó que no podía irse de Cuba hasta que concluyera la pesquisa sobre el accidente.

Zawadzki denunció que su amigo no “recibió adecuada atención médica”, ha perdido mucho peso y la gran preocupación para sus amigos y familiares es el deterioro de su salud.

Su situación, señalaron, es similar a la de otro canadiense, Cody LeCompte, quien estuvo retenido en Cuba más de tres meses tras verse envuelto en un accidente de tránsito en 2010.

Un portavoz del Departamento de Asuntos Exteriores en Ottawa dijo a la publicación que “funcionarios consulares canadienses en Guardalavaca están en contacto con las autoridades locales para recabar información adicional y proporcionarle asistencia” al detenido.

Una advertencia emitida por las autoridades canadienses alerta a sus turistas que los accidentes de tránsito son causa “frecuente” de que ciudadanos de ese país sean arrestados en Cuba, y los casos pueden durar de cinco meses a un año.

Pero la familia de Buksa dice que aun así el gobierno canadiense debe sacarlo de Cuba o presionar a las autoridades de la isla para que lo dejen regresar a Canadá.

La madre del detenido dice que su hijo está muy “alterado” y “asustado”, que está costeando a duras penas sus gastos con tarjetas de crédito y que su salud se ha deteriorado.
XS
SM
MD
LG