Enlaces de accesibilidad

Berta Soler pide que EEUU y Europa cuenten con la oposición en sus diálogos con Cuba


El dibujante sirio Ali Ferza, la disidente cubana Berta Soler, el activista noruego y productor de cine Thor Halvorssen, el secretario general de Amnistía Internacional en Noruega y el activista de Derechos Humanos Chen Guangchen. Archivo.

"Como se está viendo en estos cinco meses y medio de relación entre Estados Unidos y el Gobierno de Cuba, hay mucha hambre y necesidad".

La líder del movimiento opositor cubano Damas de Blanco Berta Soler pidió hoy a Estados Unidos y a la Unión Europea (UE) que en sus negociaciones para reanudar las relaciones con La Habana "no dejen de lado a la sociedad civil".

"Las Damas de Blanco somos de las que decimos que estas relaciones y conversaciones entre el Gobierno cubano y norteamericano no van a beneficiar en nada al pueblo de Cuba", opinó Soler en una entrevista con Efe.

La activista cubana participa en Oslo en las reuniones de Freedom Forum, organizadas por Human Right Foundation (HRF), en representación de las Damas de Blanco, que en 2013 recibieron el premio de ese foro que agrupa a activistas y defensores de los Derechos Humanos en todo el mundo.

"Y mucho menos van a empoderar a la sociedad civil, como dice el presidente (de Estados Unidos) Barack Obama. Si no se condiciona al Gobierno cubano, va a ser más de lo mismo o peor", opinó Soler.

"Vemos que ni el Gobierno de Estados Unidos, ni la Unión Europea, ni el papa Francisco se han pronunciado con respecto a las denuncias de los Derechos Humanos" en la isla, apuntó Soler, quien interpretó estos gestos como "una luz verde que se le está dando al Gobierno cubano para que siga violándolos".

La activista cubana señaló que, a su juicio, "mientras estos gobiernos están hablando de negocios, que no están realmente favoreciendo al pueblo de Cuba, como se está viendo en estos cinco meses y medio de relación entre Estados Unidos y el Gobierno de Cuba, hay mucha hambre y necesidad".

Soler reiteró sus críticas al Ejecutivo de Raúl Castro "porque no ha sido elegido de una forma democrática".

La activista cubana subrayó la importancia de que Washington y Bruselas cuenten también con la sociedad civil y no solo con las autoridades de La Habana a la hora de negociar una profundización en sus relaciones. "Si no nos escuchan, va a ser más de lo mismo, y quien va a empoderarse es el Gobierno de Cuba y no la sociedad civil", consideró.

Soler se refirió también a que el domingo fueron detenidas "antes de misa más de una veintena de Damas de Blanco y activistas por los Derechos Humanos" en La Habana, así como a otras 44 integrantes de este grupo y una treintena de otros opositores.

Preguntada por los enfrentamientos entre miembros de las Damas de Blanco y, en concreto, por las críticas que ha recibido de Laura Labrada, la hija de Pollán, la opositora afirmó la unidad del grupo.

"Nosotras somos una, las Damas de Blanco llegamos en 2003 para quedarnos. Siempre Laura Pollán dijo que no había división", aseguró Soler, quien señaló que el liderazgo del grupo "no es hereditario" y que se celebró un "referendo revocatorio" en el que obtuvo el respaldo mayoritario.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG