Enlaces de accesibilidad

Químico en bebidas gaseosas podría causar cáncer


Foto de archivo del 14 de junio de 2005 que muestra a una pareja caminando frente a una publicidad de Coca-Cola en PeKín, China.

El 4-MEI -que no es un aditivo- se forma durante el proceso de producción industrial del caramelo de color marrón de las colas

Coca-Cola y Pepsi anunciaron que cambiarán las fórmulas de sus bebidas gaseosas en Estados Unidos para evitar tener que colocar en sus productos una advertencia de riesgo de cáncer.

La medida surge después que el estado de California incluyera en su lista de agentes cancerígenos un colorante de caramelo utilizado en estas bebidas.

Se trata del 4-metilimidazol (4-MEI), un compuesto químico que se forma al obtener la coloración artificial marrón de las bebidas de cola.

Según las nuevas regulaciones de California, todos los productos alimenticios que contengan esta sustancia deben llevar un etiquetado que advierta de su riesgo de cáncer.

Pero ambas empresas decidieron reducir los niveles de 4-MEI en sus gaseosas para evitar esta medida. Y el cambio, dicen, se llevará a cabo a nivel nacional.

El 4-MEI -que no es un aditivo- se forma durante el proceso de producción industrial del caramelo de color marrón de las colas debido a la reacción de los azúcares con el amoniaco y sulfitos a la alta presión y temperatura.

Estudios con ratones y ratas han vinculado al 4-MEI, y a otro compuesto que resulta también de esta reacción, el 2-metilimidazol, con un mayor riesgo de varios tipos de cáncer, incluido leucemia, pulmón y tiroides, en los animales.

Hasta ahora no ha habido estudios concluyentes sobre el riesgo en humanos.

En febrero de 2011, el Centro para la Ciencia en el Interés Público de Estados Unidos, CSPI, presentó a la Administración de Alimentos y Fármacos, FDA, una solicitud para prohibir esos compuestos en todos los productos alimenticios.

Poco después, la FDA resolvió incluir el 4-MEI en su lista de agentes químicos "conocidos por el Estado por causar cáncer". Además, decidió que el límite de consumo seguro diario debía ser de menos de 16 ug (microgramos).

Un estudio del Programa Nacional de Toxicología presentado por el Centro, afirmó que una botella de bebida de cola de 340 ml contiene 130 ug de 4-MEI (ocho veces el límite de seguridad recomendado).

Según el CSPI el consumidor promedio en Estados Unidos consume unos 390 ml de bebidas gaseosas al día.
XS
SM
MD
LG