Enlaces de accesibilidad

"Batería" retrata oscuro rincón de la homosexualidad en La Habana


Rodaje de "Batería", cortometraje de Damián Sainz.

Este documental retrata el mundo de la homosexualidad en Cuba a través de un escenario, la Batería nº 1, una fortificación militar construida en 1898 en La Habana ahora abandonada.

"Soy gay y cubano. Viví los años de mis descubrimientos sexuales en lugares similares a Batería nº 1. Por lo general eran sitios de cruising (encuentros) a los que se iba de noche, bien cercanos al centro de La Habana. Para mí no había otra alternativa: la oscuridad, la sombra se hacía el único espacio en el que podía resolver los dilemas sexuales y sociales del inicio de la adultez. Ahora pienso en lo mucho que influyeron esos espacios en mi educación sexual y social. La carga es pesada y difícil de aligerar…"

Así presenta Damián Fernández Batería, un documental que retrata el mundo de la homosexualidad en Cuba a través de un escenario, la Batería nº 1, una fortificación militar construida en 1898 en La Habana para proteger la costa este de la ciudad de un posible ataque de Estados Unidos que nunca llegó a usarse.

Hoy en día es uno de tantos lugares donde se da cita la población LGBTI en Cuba, un rincón apartado donde hombres homosexuales se esconden no sólo para mantener relaciones sexuales sino también para hablar o compartir experiencias.

El documental, aún en fase de producción, ha sido posible gracias a la colaboración económica de numerosos mecenas a través de un proyecto de crowfunding en el que han conseguido superar ampliamente el presupuesto inicial (1.750 euros), y a la colaboración de la Embajada de Noruega en Cuba y de la EICTV (Escuela Internacional de Cine y TV de San Antonio de los Baños).

A pesar de ser un lugar húmedo y sucio, que algunos llaman un laberinto abandonado a veces peligroso, son muchos los hombres que acuden para tener sexo o encontrarse con otros homosexuales. Encuentran allí su mundo particular, donde pueden liberarse o encontrar amigos de su misma condición sexual, reprimida en la ciudad.

Su director lo define como el lugar donde "uno puede encontrarse gente de todo tipo: desde médicos hasta limpiabotas, pasando por vendedores o cineastas", incluso un antiguo testigo de Jehová. Aunque muchos de ellos son pobres, otros pertenecen a estratos sociales más altos si bien visten ropas viejas para evitar que les atraquen cuando van a la batería.

Imagen promocional del cortometraje Batería.
Imagen promocional del cortometraje Batería.

Pero sin duda, y lo que más atrajo a su director para la realización del documental, son los mensajes que han ido quedado grabados a lo largo del tiempo en sus paredes. Entre ellos abundan las alusiones al sexo, pero también acusaciones a la policía por maltrato, recomendaciones y hasta consejos para evitar el contagio de enfermedades sexuales...".

Un personaje real es el protagonista de la historia, Armando José, que pasa más tiempo allí que en su propia casa y habita el único cuarto que tiene ventanas. Cada día se ocupa de la limpieza de la habitación que, aun sin puertas, nadie ha logrado invadir y se diferencia del resto porque no está en abandono.

Cuenta que en sus sueños "se imagina Batería remodelada, limpia y pintada de colores vivos y alegres, como una especie de DisneyWorld gay, donde cientos de homosexuales podrían divertirse felices, con la seguridad de que nadie los va a molestar", aunque la realidad es distinta, con violaciones, atracos y asesinatos que ocurren de vez en cuando.

Damian Sainz, director del cortometraje.
Damian Sainz, director del cortometraje.

En palabras de su director, este cortometraje "no pretende ser una crítica contra ningún tipo de instancia política o personal. La idea es poner imagen y sonido a una reflexión sobre la represión invisible, sobre el desgaste que implica vivir socialmente asediado; pero también sobre pequeñas maniobras de supervivencia, transgresiones minúsculas, individuales que terminan por desintegrar ideas injustas y dañinas provenientes del status quo heteronormativo".

Damián Sainz, cubano, nacido en 1986, es licenciado en Audiovisuales por el Instituto Superior de Arte y graduado de Dirección de Documentales por la Escuela Internacional de Cine y TV de San Antonio de los Baños. Close Up fue su primer trabajo, premiado en la Muestra de Nuevos Realizadores del ICAIC (2009) y seleccionado oficialmente en el Festival del Nuevo Cine Latinoamericano (2009).

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG