Enlaces de accesibilidad

Argentina endurece control de cambios


Moneda argentina vs. dolar.

Las reservas del Banco Central se derrumbaron en un 30 % este año debido a que la entidad debió inyectar divisas en el mercado cambiario ante la falta de dólares en el país.

El Gobierno argentino elevó el martes los impuestos para el uso de tarjetas de crédito locales en el extranjero y la compra de divisas para el turismo, en un intento por frenar una sangría de las reservas del Banco Central que ha puesto en riesgo la economía.

En una resolución publicada en el Boletín Oficial, el organismo recaudador de impuestos elevó a 35 por ciento desde 20 por ciento la tasa que deben pagar los argentinos cada vez que realizan una compra con tarjeta de crédito en el exterior o adquieren un pasaje de avión o paquete turístico al extranjero. Además, impuso un gravamen del mismo valor a las escasas compras de dólares que el Gobierno autoriza a realizar a los argentinos que viajan al exterior.

El Gobierno había negado recientemente que planeara endurecer las compras de divisas para el turismo. La ampliación del impuesto a todas las compras de dólares para el turismo implica en los hechos un desdoblamiento del tipo de cambio con el fin de desalentar los viajes al extranjero.

Un estricto control de cambios impuesto a fines del 2011 impide a los argentinos comprar dólares como forma de ahorro y apenas les permite adquirir billetes verdes si viajan al exterior, lo que disparó la cotización de la divisa en el mercado negro. El peso mayorista cerró el lunes a 6.1565 por dólar, por lo que el dólar para el turismo rondará los 8,31 pesos, no muy lejos de los 9,22 pesos que vale en el mercado negro.

Las reservas del Banco Central se derrumbaron alrededor de un 30 por ciento este año debido a que la entidad debió inyectar divisas en el mercado cambiario ante la falta de dólares en el país. El Tesoro echa mano de las reservas del Banco Central para afrontar vencimientos de deuda y financiar gigantescas importaciones energéticas.

Esta semana cayeron por debajo de los 31.000 millones de dólares desde los 43.290 millones a fines del 2012. Analistas estimaron que el turismo de los argentinos en el extranjero le cuesta al Banco Central entre 600 millones y 800 millones de dólares al mes de sus reservas.

La escasez de moneda extranjera se debe a menores exportaciones por un tipo de cambio artificialmente elevado que les restó competitividad, y a pobres niveles de inversión extranjera por la desconfianza que generan las políticas intervencionistas de la presidenta Cristina Fernández.

El Banco Central ha acelerado en las últimas semanas la devaluación del peso en el mercado interbancario a una tasa anualizada de alrededor del 50 por ciento, tras casi una década de permitir depreciaciones moderadas de la moneda local por temor a alimentar la inflación.
XS
SM
MD
LG