Enlaces de accesibilidad

Amnistía señala al Gobierno de Nicaragua de implementar represión letal.


Un joven corre con la bandera de Nicaragua frente a unas llantas incendiadas ayer en la ciudad de Masaya (Nicaragua). EFE

Están oprimiendo a la población civil con armas semiautomáticas, bajo la protección de la propia policía.

Amnistía Internacional responsabilizó al gobierno de Daniel Ortega de implementar y mantener una estrategia de represión intencionalmente letal, durante la crisis sociopolítica de Nicaragua, que entró en su día 42 y que, según distintas fuentes, deja al menos 83 muertos.

"Existen razones para pensar que las autoridades nicaragüenses, incluso las más altas, implementaron y mantuvieron una estrategia de represión, en ocasiones intencionalmente letal, a lo largo de las semanas de protesta", indicó Amnistía Internacional en un informe presentado este martes en Managua.

El estudio titulado "Disparar a matar" ,fue realizado en Nicaragua por una misión de Amnistía Internacional entre el 4 y el 13 de mayo pasados "para investigar las denuncias de graves violaciones de derechos humanos".

"Al menos 87 personas han muerto y casi 900 heridos desde que comenzaron las protestas el 18 de abril contra Ortega y su partido, el Frente Sandinista de Liberación Nacional ,FSLN,",apunta el informe.

"Están oprimiendo a la población civil con armas semiautomáticas, bajo la protección de la propia policía", dijo la directora de Amnistía para las Américas, Erika Guevara-Rosas.

"Estos grupos parecen estar actuando con la aquiescencia del Estado, como lo demuestra en primer lugar el hecho de que la mayoría de los ataques fueron cometidos por particulares en presencia o en coordinación con las fuerzas de seguridad y, en segundo lugar, por el hecho de que la policía no persiguió a los perpetradores después de que se cometieron los crímenes, sino que les permitió huir de la escena y dispersarse ", agregó.

Guevara-Rosas afirmó que la represión se ha convertido en el denominador común de la respuesta del gobierno a las protestas, "nunca habíamos documentado una situación tan violenta y radicalizada, con grupos que claramente están en colusión con las autoridades estatales".

El informe de Amnistía Internacional dice que el primer día de protestas, el metraje de la cámara de seguridad pareció mostrar a la policía antidisturbios trayendo dos camiones cargados de piedras y distribuyéndolos a grupos progubernamentales para arrojarlos contra los manifestantes.

Las protestas que estallaron en abril fueron desencadenadas inicialmente por las ahora abortadas reformas al sistema de seguridad social casi en quiebra, pero los disturbios se ampliaron rápidamente en un rechazo por parte de muchos nicaragüenses de Ortega y su esposa, Rosario Murillo, que son vistos como autocráticos.

Ortega, un ex guerrillero sandinista que gobernó por primera vez entre 1979 y 1990 antes de regresar como presidente hace 11 años, ha mantenido el poder manteniendo la retórica izquierdista al tiempo que garantiza un acuerdo con la poderosa industria privada y mantiene el comercio con los Estados Unidos.

(Con información de AFP y EFE)

XS
SM
MD
LG