Enlaces de accesibilidad

Alianza de Cuba con Rusia afectó acercamiento de la isla con la Unión Europea


El director general para las Américas del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE), Christian Leffler, habla durante una rueda de prensa en La Habana hoy, miércoles 30 de abril de 2014, en la Embajada de la Unión Europea en La Habana (Cuba), al concluir

La Unión Europea dijo el miércoles que está en desacuerdo con la posición de Cuba sobre la crisis en Ucrania, indicando su desagrado respecto al apoyo de La Habana a Moscú.

La Unión Europea dijo el miércoles que está en desacuerdo con la posición de Cuba sobre la crisis en Ucrania, indicando su desagrado respecto al apoyo de La Habana a Moscú justo cuando el bloque europeo inició conversaciones bilaterales para alcanzar un nuevo acuerdo político con la isla.

"Es un punto de gran preocupación para la UE. Este es un ejemplo de lo que estaríamos discutiendo en el diálogo político", dijo Christian Leffler, director general del Servicio Europeo de Acción Exterior para las Américas, que representa al bloque europeo en la negociación.

Los negociadores del bloque de 28 naciones y la isla caribeña se reunieron martes y miércoles en La Habana por primera vez desde que en marzo Cuba aceptó la propuesta de la Unión Europea de iniciar las negociaciones.

Cuba, el único Estado de América con un sistema político de un solo partido, acordó debatir sobre Derechos Humanos como parte de las negociaciones para restablecer la relación bilateral, que se enfrió desde que la UE aprobó la Posición Común respecto a Cuba en 1996, y que condicionó el vínculo al desempeño en materia de Derechos Humanos y democracia.
Conferencia de prensa sobre las negociaciones entre Cuba y la Unión Europea
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:40 0:00


Unas horas antes de la primera reunión el martes, el canciller cubano criticó públicamente a la UE durante un encuentro con su homólogo ruso, Sergei Lavrov, quien realizó una visita a la isla como parte de una gira por América Latina.

Ese día la UE había anunciado la congelación de bienes y prohibiciones de viajes a 15 ciudadanos rusos y ucranianos, entre ellos políticos de alto perfil por las acciones de Rusia en Ucrania.

El lunes, Estados Unidos impuso medidas similares a siete rusos y a 17 empresas vinculadas al presidente Vladimir Putin.

"Cuba rechaza enérgicamente la imposición de sanciones contra Rusia", dijo el martes el canciller cubano, Bruno Rodríguez.

"Quienes las imponen son los mismos gobiernos que han lanzado guerra de conquistas que intervienen en los asuntos internos de países soberanos y provocan la desestabilización degobiernos que no son afines de intereses de dominación", agregó.

Leffler dijo que la declaración no afectó los dos días de negociaciones. Aunque aclaró que el miércoles planteó el tema durante una reunión con el canciller cubano.

"Estamos claramente en desacuerdo con esta declaración sobre la política de la UE respecto a Rusia y Ucrania. Tuve la oportunidad de discutir esto directamente con el ministro de Relaciones Exteriores Bruno Rodríguez", dijo Leffler en una conferencia de prensa en La Habana.

Rusia anexó la península ucraniana de Crimea después de que el presidente de Ucrania fuera destituido en febrero, tras intensas manifestaciones que demandaban vínculos más cercanosdel país con Europa. Kiev y Occidente acusan a Rusia de provocar una campaña separatista, una acusación que Moscú niega.

Leffler, un sueco que dirige la diplomacia europea con América, dijo que la crisis ucraniana planteó cuestiones de soberanía y de integridad territorial recogidas en la carta de la ONU que la Unión Europea considera fundamental.

Mientras tanto, Cuba se ha mantenido del lado de Moscú, su ex aliado y principal benefactor económico durante el socialismo soviético.

Leffler dijo no obstante que las conversaciones bilaterales entre la UE y Cuba, que incluyen temas de derechos humanos, comercio e inversión, se produjeron en un ambiente "muy constructivo".

"Hubo un claro interés de ambas partes para llegar a una rápida comprensión común sobre las bases de esta negociación",dijo.

Sin embargo Leffler indicó que en esta ronda se evitó hablar de la espinosa Posición Común, el documento de 1996 que formaliza ese condicionamiento de la cooperación y el diálogo a cambios en la isla.

"La Posición Común todavía está en vigor en la UE y eso, lo sabíamos todos, que no va a cambiar al inicio de la negociación. Entonces no fue un tema. No hemos hablado de la Posición Común", agregó el funcionario comunitario.
XS
SM
MD
LG