Enlaces de accesibilidad

Turquía se queja por presunto espionaje alemán


Ministro turco de Exteriores, Ahmet Davutoglu

El canciller turco Ahmet Davutoglu dijo que de ser ciertas las versiones, el espionaje alemán sería "inaceptable e inexcusable, y requeriría sin duda una explicación".

Turquía convocó el lunes al embajador de Alemania y exigió una explicación después de versiones de que la agencia de inteligencia exterior de Alemania espió a Turquía de forma "inaceptable e inexcusable", pese a que se trata de un aliado de la OTAN, además de haber escuchado conversaciones de funcionarios estadounidenses.

El gobierno turco dijo también al embajador alemán Eberhard Pohl que, si los informes eran ciertos, Turquía espera que Alemania suspenda inmediatamente cualquier espionaje a Turquía, según el Ministerio de Relaciones Exteriores.

El semanario alemán Der Spiegel reportó el sábado que la agencia alemana, conocida por su acrónimo alemán BND, grabó involuntariamente en 2013 una conversación por teléfono satelital del secretario de Estado norteamericano John Kerry y su predecesora Hillary Clinton, como parte de la vigilancia alemana a las telecomunicaciones en Medio Oriente.

También citó un documento confidencial de 2009 en el que la BND puso a Turquía como uno de los objetivos de recopilación de información de inteligencia, pero no dijo en qué consistió el espionaje.

El canciller turco Ahmet Davutoglu dijo que de ser ciertas las versiones, el espionaje alemán sería "inaceptable e inexcusable, y requeriría sin duda una explicación".

Dijo que estaba por hablar con su homólogo alemán, Frank-Walter Steinmeier, el lunes más tarde. El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores alemán Martin Schaefer dijo que la reunión del lunes con el embajador se realizó en un "ambiente agradable".

Estados Unidos se ha abstenido de hacer declaraciones sobre las versiones de la revista alemana.

Las autoridades alemanas tampoco han confirmado el informe de Der Spiegel. La portavoz del gobierno Christiane Wirtz se limitó a decir que el gobierno informó en julio a una comisión parlamentaria de inteligencia sobre algunos de los asuntos en el informe y que informará pronto sobre el resto. El panel ha jurado guardar secreto.

De ser ciertas, las revelaciones serían vergonzosas para el gobierno alemán, que ha pasado meses quejándose con Washington por el supuesto espionaje estadounidense a Alemania.

El año pasado, informes en los medios alemanes con base en documentos filtrados por el ex contratista de la NSA Edward Snowden provocaron una fuerte queja de la canciller Angela Merkel, quien habría sido uno de los objetivos de la agencia de inteligencia estadounidense. Se reportó que el teléfono celular de Merkel fue objeto de espionaje y Alemania realiza una investigación.

Algunos legisladores alemanes defendieron la idea de espiar a Turquía. El socialdemócrata Christian Flisek dijo que Turquía es "un país geopolíticamente importante".

XS
SM
MD
LG