Enlaces de accesibilidad

Descubrir vida extraterrestre depende de hallar agua, oxígeno y clorofila


Concepto artístico que muestra a Kepler-186f del tamaño de la Tierra, primer planeta en órbita en una zona habitable de su estrella. Credito: NASA Ames/SETI Institute/JPL-Caltech

Una de las estrategias para descubrir la vida extraterrestre implica descifrar los mecanismos químicos que emplean los organismos para cambiar la apariencia espacial de un mundo desconocido.

La próxima generación de telescopios espaciales con la misión de buscar señales de vida extraterrestre debería focalizarse en el agua, el oxígeno y las versiones alienígenas de la clorofila química de las plantas, sugiere un nuevo estudio.

Los astrofísicos Timoteo Brandt y David Spiegel, del Instituto de Estudios Avanzados de Princeton, Nueva Jersey, trataron de descifrar lo difícil que puede ser identificar de manera concluyente señales de agua, oxígeno y clorofila - el pigmento verde que utilizan las plantas para convertir la luz solar en energía - en un gemelo distante de la Tierra utilizando un instrumento fuera del planeta, como es el telescopio espacial de tecnología avanzada de gran apertura de la NASA, conocido como ATLAST.

Brandt, autor principal del estudio, subraya que el agua es una molécula muy común, y cree que una misión para tomar muestras de espectros de exoplanetas no debe buscar sólo agua. "De hecho, hemos encontrado agua en pocos gigantes gaseosos más masivos que Júpiter, orbitando otras estrellas."

En comparación, el oxígeno es más difícil de detectar de lo que se pensaba. Ello requiere instrumentos científicos casi dos veces más sensible que los necesarios para detectar agua y discernir entre los colores similares de la luz, informa la revista Actas de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos.

"El oxígeno, sin embargo, sólo ha sido una gran parte de la atmósfera de la Tierra por unos pocos cientos de millones de años", dijo Brandt. "Si lo vemos en un exoplaneta, es probable que sugiera la vida, pero la ausencia de oxígeno ciertamente no significa que el planeta sea estéril."

En los últimos 20 años, los astrónomos han confirmado la existencia de cerca de 2.000 mundos fuera del sistema solar de la Tierra. Muchos de estos exoplanetas están en zonas habitables de estrellas, donde existe la posibilidad de que haya agua líquida en su superficie. Los astrobiólogos esperan que algún día la vida pueda ser descubierta allí, ya que el agua existe prácticamente en todas partes fuera de la Tierra.

Una de las estrategias para descubrir señales de vida extraterrestre implica descifrar los mecanismos que emplean los organismos para cambiar la apariencia de un mundo. Por ejemplo, los productos químicos normalmente dan forma a lo que se conoce como espectros visto desde los planetas mediante la adición o eliminación de longitudes de onda de la luz.

Los nuevos telescopios podrían buscar espectros que revelan los productos químicos asociados con la vida. En otras palabras, estas búsquedas se centrarían en biofirmas --productos químicos o combinaciones de sustancias químicas que la vida podría producir--, y no los distintos procesos para la creación de la vida, lo que sería poco probable.

Aunque un telescopio espacial bien diseñado podría detectar agua y oxígeno en un gemelo cercano de la Tierra, los astrofísicos estiman que el instrumento tendría que ser mucho más sensible para detectar la clorofila.

Brandt señala que "la luz llega en paquetes llamados fotones, y sólo los fotones con al menos una cierta cantidad de energía, son útiles para la fotosíntesis." Añade que la clorofila refleja fotones que son demasiado rojos y bajos en energía para ser utilizado para la fotosíntesis, por lo que se puede suponer que los pigmentos extraterrestres harían lo mismo.

Los investigadores sugieren una estrategia parecida a la Tierra en el descubrimiento de vida extraterrestre, que es buscar primero el agua, luego el oxígeno en los planetas más favorables. Y, finalmente, la clorofila sólo en los mundos excepcionalmente prometedores.

XS
SM
MD
LG