Enlaces de accesibilidad

Los ácidos Omega-3 retrasan el inicio del Alzheimer en algunas personas


Los suplementos de Omega-3 lograron reducir la inflamación en los tejidos neurológicos.

Una investigación de la organización estadounidense FASEB sugiere que el suplemento es importante en la nutrición y la prevención del deterioro cognitivo que causa la enfermedad.

Los suplementos de aceite de pescado, ricos en ácidos Omega-3, y los antioxidantes podrían ser beneficiosos para al menos algunas personas en los inicios de la enfermedad de Alzheimer.

Un informe publicado en la revista de la Federación Americana de Sociedades para la Biología Experimental (FASEB) describe los resultados de un pequeño estudio en el que las personas con deterioro clínico leve, característico de las primeras etapas del mal, lograban reducir la cantidad de la proteína beta-amiloide, relacionada con la enfermedad, y disminuir la inflamación en los tejidos neurológicos.

Aunque los hallazgos se circunscriben únicamente a 12 pacientes controlados de 4 a 17 meses, los autores de la investigación creen que los resultados sugieren la necesidad de llevar a cabo mayores estudios clínicos con este suplemento.

"La prevención de la progresión del deterioro cognitivo leve es una esperanza", señala Milan Fiala, de la Universidad de California-Los Ángeles. Agrega que "además de los ejercicios físicos y mentales, recomendados por los expertos, este estudio sugiere que la nutrición también es importante".

Los investigadores analizaron los efectos de los suplementos con ácidos grasos Omega-3 y antioxidantes en 12 pacientes con deterioro cognitivo leve, deterioro cognitivo preleve y pacientes con la enfermedad de Alzheimer. Evaluaron los niveles de la proteína beta-amiloide y algunos otros factores de la sangre.

Los resultados mostraron que en los pacientes con deterioro leve o deterioro preleve, las cifras de beta-amiloide aumentaron de 530 a 1.306 unidades. Los demás parámetros también se incrementaron.

"Durante años se ha pensado que los ácidos grasos Omega-3 y algunos antioxidantes puede ser beneficiosos para una amplia gama de problemas de salud", dijo Gerald Weissmann, editor de la revista FASEB Journal. "Ahora, sabemos que los efectos de estos suplementos pueden extenderse a la enfermedad de Alzheimer".

Pero, aunque estos suplementos se consideran seguros y muy fáciles de obtener, subraya que es preciso llevar a cabo ensayos clínicos a gran escala "para verificar los resultados de esta investigación e identificar qué pacientes podrían beneficiarse más".

XS
SM
MD
LG