Enlaces de accesibilidad

Cancelan contratos de usufructo de tierras por no sembrar tabaco


Un campesino cubano cosecha hojas de tabaco en la occidental provincia de Pinar del Río, cuna del mejor tabaco del mundo.

La medida contra agricultores de Ciego de Avila sigue a un desplome de las exportaciones cubanas en 2012, incluidas las de tabaco y sucedáneos.

Las autoridades cubanas cancelaron el contrato de usufructo de tierra a 67 campesinos por "reiteradas violaciones" de sus obligaciones en la siembra de tabaco, informaron este sábado los medios oficiales.

"Por las reiteradas violaciones de la relación contractual con la empresa agropecuaria de este municipio avileño, les fueron rescindidos los contratos a 67 poseedores de tierras en usufructo que no sembraron tabaco en la presente campaña", precisa la nota.

Los campesinos afectados son de la zona de Florencia, en la provincia de Ciego de Ávila, y según los responsables, en sus contratos estaba prescrita su obligación de fomentar el cultivo del tabaco.

Desde 2008, cuando emprendió medidas urgentes en la agricultura para incrementar la deficitaria producción de alimentos, el gobierno de Raúl Castro ha otorgado en usufructo 1,5 millones de hectáreas de tierras ociosas a más de 176.000 solicitantes.Pero a la vez Castro ha enfatizado la obligación de cumplir los contratos con el Estado por encima de cualquier consideración.

A fines del 2012 el Consejo de Ministros de Cuba aprobó incrementar los precios que se pagan a los vegueros para estimular el cultivo de uno de los principales rubros exportables del país.

Según el economista independiente Oscar Espinosa Chepe, el tabaco --con 29,9 millones de cujes entre enero y septiembre de 2012, y un aumento del 12,5%, con respecto a igual lapso de 2011-- tenía una situación relativamente favorable comparado con el resto de la agricultura cubana, que experimentó caídas o un modesto crecimiento en otros renglones durante el mismo período.

La urgencia por reforzar aún más la producción tabacalera y las exportaciones de habanos parece relacionada con una brusca caída del comercio exterior cubano en 2012, incluidas las del tabaco y los productos elaborados con éste.

Un reciente reportaje de nuestro colega Pablo Alfonso para martinoticias.com, basado en estimaciones de la firma Trade, reveló que Cuba redujo en un 75 por ciento sus importaciones de bienes de consumo y materias primas el pasado año, al tiempo que sus exportaciones sólo llegaron a la mitad de las cifras alcanzadas en 2011.

Según los análisis estadísticos, las exportaciones cubanas en 2012 fueron de apenas 669 millones de dólares frente a los 1,964 millones de 2011.

En la columna de las importaciones, éstas cayeron de 6,100 millones de dólares en 2011 a solamente 1 millón 800 mil el pasado año, sin que esa disminución fuera compensada con un aumento de la producción interna.

Las tablas de Trade revelan que las exportaciones cubanas de tabaco y sus sucedáneos (elaborados), una de las principales fuentes de divisas del país, descendieron de alrededor de 145,8 millones de dólares en 2011, a 41,3 millones en 2012.

La Habana se enfrenta por otra parte a un crónico déficit de alimentos, que le obliga a invertir moneda dura en importar el 80% de lo que se consume en el país.

Para este año, según anticipó en diciembre el ministro de Economía, Adel Yzquierdo, se prevén importaciones por valor de 1.938 millones de dólares, cifra mayor que en años precedentes debido al incremento de los precios internacionales.
XS
SM
MD
LG