Enlaces de accesibilidad

Viagra ineficaz para insuficiencia cardíaca


La edad promedio de los pacientes estudiados fue de 69 años, y casi la mitad (48%) eran mujeres.

El medicamento contra la disfunción eréctil comúnmente conocido como Viagra resulta ineficaz para tratar la insuficiencia cardíaca y no debe ser tomado con ese fin, según una investigación publicada en Estados Unidos, lo que contradice estudios previos.

Algunas investigaciones anteriores habían sugerido que el fármaco, que puede aumentar el flujo sanguíneo a otras partes del cuerpo, podría beneficiar a personas con insuficiencia cardíaca diastólica, por la que las cavidades inferiores del corazón se endurecen y no pueden bombear sangre correctamente, provocando falta de aliento.

Pero el estudio aleatorio de 216 pacientes en 26 sitios en Norteamérica mostró que el fármaco, denominado sildenafil, no era mejor que un placebo para mejorar los síntomas clínicos de la insuficiencia cardíaca.

Además, más pacientes que tomaron el fármaco sufrieron reacciones adversas graves que los que recibieron un placebo, lo que lleva a los investigadores a instar a los médicos a dejar de prescribirlo a personas con enfermedades cardíacas.

"Los resultados de nuestro estudio fueron sorprendentes y decepcionantes", dijo Margaret Redfield, autora principal y profesora en la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota.

"Había mucha expectativa en torno a este estudio en base a otras investigaciones, y teníamos la esperanza de encontrar algo que pudiera ayudar a estos pacientes, ya que hay pocas opciones actualmente de tratamiento" para ese trastorno.

La edad media de los pacientes estudiados fue de 69 años, y casi la mitad (48%) eran mujeres. Después de 24 semanas no se comprobó ninguna mejoría cardiovascular en los pacientes.

Durante el período de estudio, los sucesos adversos, como sofocos y baja presión arterial, fueron más frecuentes en los pacientes que tomaban sildenafil que en los que tomaban el placebo.

Además, seis personas del grupo que tomaba sildenafil murieron antes del final del estudio, mientras que no hubo muertes entre quienes tomaban el placebo.

La investigación fue divulgada en la reunión anual del Colegio Estadounidense de Cardiología (ACC, por su sigla en inglés) en San Francisco y publicada simultáneamente en la Revista de la Asociación Médica Americana.
XS
SM
MD
LG