Enlaces de accesibilidad

Científicos de Estados Unidos descubren una ballena que produce sonidos casi humanos


Los científicos descubrieron que las explosiones vocales suceden alrededor de tres veces por segundo, con pausas que recuerdan al habla humana.

Un equipo de investigadores estadounidenses se sorprendió al descubrir que las vocalizaciones de una ballena beluga se asemejaban bastante al habla humana.

Los investigadores escucharon a una ballena de nueve años llamada NOC hacer sonidos espontáneos ocho octavas por debajo de lo normal y con acentos entrecortados.

El primer misterio que tuvieron que descifrar los científicos es de dónde venía el sonido. Las ballenas son conocidas como "los canarios del mar" por sus cantos agudos y aunque existen numerosos reportes anecdotarios sobre ballenas haciendo sonidos humanos, ninguno había sido grabado hasta ahora.

Pero cuando un buceador de la Fundación Nacional Marina de Mamíferos de California nadó hasta la superficie y dijo: "¿quién me dijo que me saliera?, los investigadores supieron de inmediato que tenían en sus manos otro ejemplo de este fenómeno. Al identificar a NOC como el origen, hicieron la primera grabación de la historia sobre esta conducta.

Los científicos descubrieron que las explosiones vocales suceden alrededor de tres veces por segundo, con pausas que recuerdan al habla humana.

Los análisis de las grabaciones mostraron que la frecuencia entre ellas se extendía en "armonía" siendo un comportamiento bastante extraño en las ballenas y más normal en los humanos.

Para enseñarla a realizar los sonidos cuando se lo pedían, la ballena era premiada después de hacerlos. Además, se le colocó un transductor de presión en la cavidad nasal, donde los sonidos se producen, para monitorear lo que sucedía cuando trataba de imitar el habla humana.

A través de ese seguimiento, descubrieron que podía cambiar rápidamente la presión en su cavidad nasal para producir los sonidos.

Para amplificar las partes con baja frecuencia de su vocalización, la ballena infla más de lo normal lo que se conoce como el saco vestibular del orificio nasal, el cual normalmente actúa para detener el agua que entra a los pulmones.

Sam Ridgway, presidente de la Fundación Nacional Marina de Mamíferos y autor principal de la investigación. "Los sonidos que escuchamos son un ejemplo claro del aprendizaje vocal de la ballena blanca". Los resultados de la investigación acaban de ser publicados en la revista Current Biology.
XS
SM
MD
LG