Enlaces de accesibilidad

"Navaja" González contra la grandeza revolucionaria


Tomado de elcuerpodelarte.com

ECURED no reconoce que el ex-pitcher del equipo nacional, campeón del Mundial de Mayores de 1972, lleva años de exiliado en Miami.

ECURED no reconoce que el ex-pitcher del equipo nacional, campeón del Mundial de Mayores de 1972, lleva años de exiliado en Miami. Lo interesante es que para negarlo inventa una historia de amor donde el ex-estelar lanzador todavía enseña a las nuevas generaciones de la isla.

Su inclinación de guagüero habanero al hablar y los pies cruzados que terminan en zapatos lustrosísimos, como los de Changa Mederos, son también parte del legado indiscutible de la revolución caribeña que pudo haber sido la esperanza de muchos pero que terminó convirtiéndose en enemiga de sus propios campeones, quienes necesitaron huir más allá de las fronteras para sobrevivir o simplemente poder decir sus verdades.

Mientras hablábamos se apoyaba gustoso en su exquisito repertorio de malas palabras que servían para envolver cada uno de sus argumentos con una carga adicional de sentimiento.

Desinteresado y generoso me comentó un grupo de anécdotas relacionadas a peloteros cubanos que juraban un falso amateurismo en las competencias internacionales y en secreto aportaban divisas a la revolución jugando en las ligas profesionales de América.

El gobierno revolucionario de Fidel Castro, para facilitarles sus viajes al extranjero, los sacaba disfrazados de marineros mercantes.

"...después el Caballón (Fidel) se llenaba la boca de m... y se ponía a c... peste de los profesionales", hace una pausa y se ríe, "yo sé que es tremendo decarao*..."

Como era de esperarse, en la actualidad la enciclopedia cubana EcuRed no reconoce que el ex-pitcher del equipo nacional, campeón del Mundial de Mayores de 1972, lleva años de exiliado en Miami.

Lo interesante es que para negarlo inventa una historia de amor donde el ex-estelar lanzador todavía enseña a las nuevas generaciones de la isla, ubicándolo todavía "como metodólogo en actividades deportivas en la Escuela Rubén Martínez Villena en la Localidad de Aguacate".

Durante nuestra breve conversación alguien le mostró en un teléfono celular su foto de joven, tomada de la mencionada enciclopedia, y el ahora viejo "Navaja" González le respondió sin que su rostro tuviera que cambiar la desenfadada expresión que le acompaña:

"...sólo espero que Fidel se muera primero que yo..."

Sorprende el odio sin pasión de este hombre, pero lo entiendo.

Este post fue originalmente publicado en el blog El cuerpo del arte y hoy lo reproducimos como cortesía de su autor.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG