Enlaces de accesibilidad

Células madre relacionadas con la reproducción del cáncer


Archivo

Según los últimos estudios oncológicos, los tumores se forman del mismo modo que los órganos: “a partir de una pequeña población de células madre”.

Una nueva hipótesis cambia la perspectiva hacia la reproducción del cáncer y acerca más a los científicos a encontrar una manera más efectiva de combatir la enfermedad que cobra millones de vidas al año.

Al parecer, según los últimos estudios oncológicos, los tumores se forman del mismo modo que los órganos: “a partir de una pequeña población de células madre”, detalla un artículo publicado en el sitio digital El País.com.

Esto significa que esas células serían las responsables de que el cáncer se reproduzca después de haberlo tratado.

Tres nuevas investigaciones publicadas en las revistas Nature y Science — han aportado nuevas fuerzas a dicha teoría tras demostrar la existencia de esas células madre en modelos animales de tres de los cánceres humanos más refractarios al tratamiento, los de cerebro, piel e intestino. Los resultados arrojan la importancia de dirigir fármacos específicos para combatir las células madre del cáncer.

Los expertos saben que en este tipo de enfermedades, en muchos casos, no es suficiente destruir la mayor parte de un tumor, porque las células que sobreviven al tratamiento por muy pocas que sean por lo general son capaces de reconstruir el cáncer y causar una recaída que puede ser fatal.

Varios estudios y otras evidencias han extendido la hipótesis de que la parte resistente del tumor original contiene células madre programadas para reproducirlo. Por lo que confirmar o refutar esta idea es una prioridad de la investigación oncológica.

El comportamiento de los tumores se ha visto tradicionalmente como células enloquecidas que se escapan de los controles habituales y empiezan a proliferar de una forma caótica. La nueva teoría, detallan investigadores al periódico español EL PAÍS, “es que un tumor se forma a partir de unas pocas células madre por un programa de crecimiento ordenado y jerárquico muy similar, en su lógica interna, al de los órganos y tejidos normales del cuerpo”.

El cáncer es una enfermedad que va en aumento. Es la primera causa de muerte en el mundo, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, con unos ocho millones de fallecimientos al año. En 2030 serán 13,1 millones.

Indican que el incremento se debe a los cambios en los hábitos de vida y que las enfermedades infecciosas están en retroceso. Señalan además que el 30% de los cánceres son prevenibles reduciendo la obesidad, aumentando la ingesta de frutas, reduciendo el consumo de tabaco y alcohol y haciendo ejercicio.

Destruir las células madre dañadas ha demostrado que podría impedir el crecimiento del tumor según los estudios realizados en tres de los cánceres más reacios al tratamiento, los de cerebro, piel e intestino.

Hugo Snippert, del Centro Médico de la Universidad de Utrecht, en Holanda, quien encabezó uno de los trabajos que fue presentado en Science, dijo a El País, que los tres resultados investigativos más recientes “constituyen una fuerte evidencia de que hay una jerarquía entre las células de un tumor, de forma muy similar a lo que ocurre en un tejido sano normal; y las células madre del cáncer son también, en cierto modo, similares a las células madre del tejido normal”.
XS
SM
MD
LG