Enlaces de accesibilidad

Otro judoca cubano muerde a su rival


El judoca cubano Oreydi Despaigne

Es el segundo caso donde un atleta cubano es involucrado en un incidente de esa naturaleza en la cita olímpica de Londres.

El judoca cubano Oreydi Despaigne fue descalificado el jueves en el combate de octavos de final del torneo de menos de 100 kilogramos de los Juegos de Londres por morder un dedo del uzbeko Ramziddin Sayidov, una decisión que los técnicos cubanos protestaron, informan varios medios de prensa.

Les dije a los jueces "que fue el otro quien tiró la mano a la boca, no Oreydi que lo mordió. Y me dijeron que no, que lo descalificaban por morderle", declaró a la prensa el técnico Justo Noda.

Noda recalcó en sus declaraciones que morder a un rival "nunca ha pasado en el judo. Llevo cuarenta años en esto y nunca ha pasado".

La mordida llegó en el último medio minuto de un combate que Despaigne estaba ganando después de remontar con un waza-ari el primer punto de yuko del actual campeón de Asia.

Sayidov intentó agarrar el kimono de su contrario pero la mano se le fue a la cara del cubano.

Tras consultar con la Comisión de Arbitraje, los jueces decretaron la descalificación de Despaigne, de 30 años.

"Me siento bien pero defraudado por esta injusticia. Él me tiró la mano a la boca, me la partió. ¡La tengo hinchada!", clamó el propio Despaigne que, frustrado, dijo que se replanteará competir de nuevo en los Olímpicos.

El judoca, original de Cienfuegos, medallista de bronce en los Mundiales de 2007 y 2010, no podrá seguir los pasos de su joven compatriota Asley González, que la víspera había logrado una medalla de plata en la división de -90 kg.

La decisión le costó la posibilidad de luchar por las medallas, pues de haber vencido el combate que iba ganando a medio minuto para el final, habría clasificado para cuartos de final, ronda en la que, aunque perdiera, optaría al bronce a través de la repesca.

Despaigne, quien ganó plata en los Panamericanos de 2011 y bronce en el Campeonato Mundial de Judo de 2010, solo llegó disputar este combate al haberse clasificado directamente a segunda ronda tras el sorteo de la semana pasada.

Esta misma semana la judoca del equipo nacional de Cuba Yurileidys Cobas se dejó llevar por la furia del momento y mordió en la mano a su oponente griega Ioulietta Boukouvala.

Así lo declaró la griega, quien perdió en su encuentro de apertura en los 57 kg. La joven atleta alega que este lunes en el calor de la lucha con la cubana ésta le clavó los dientes, algo por lo que los oficiales debieron tomar acción, según publica al sitio digital SFgate.

A diferencia de Despaigne la judoca cubana no fue descalificada.
XS
SM
MD
LG