Enlaces de accesibilidad

Cuba ofrecía una cifra de sólo 1.8% de desempleo que mostraba en las entidades internacionales como un logro de la política de pleno empleo del socialismo cubano.

La tasa de desempleo en Cuba es hoy una de las más altas de América Latina, como consecuencia de la llamada reordenación laboral implementada por el gobernante Raúl Castro, afirmó el sindicalista cubano exiliado Joel Brito, del Grupo Internacional para la Responsabilidad Social Corporativa.

“En realidad la tasa del desempleo en Cuba debe estar cerca del 20%, una de las más altas de América Latina, dijo el lunes Brito a martinoticias.com. “Tienes que contar las personas que el gobierno esta desplazando de los empleos estatales, y los que antes de este proceso no tenían empleo”, agregó.

Antes del masivo despido anunciado por Raúl Castro, Cuba ofrecía una cifra de sólo 1.8% de desempleo que mostraba en las entidades internacionales como un logro de la política de pleno empleo del socialismo cubano.

Ahora las cosas han cambiado para tratar de ajustarlas a la realidad .La mitad del medio millón de trabajadores estatales que el gobierno de Raúl Castro se propone eliminar como parte de una amplia “reordenación laboral” quedarán desempleados cuando termine 2012, afirmó en La Habana Raymundo Navarro, dirigente de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC).

En visperas del Día Internacional de los Trabajadores, que se celebra el primero de mayo, Navarro, miembro del Secretariado Nacional de la CTC, concedió una entrevista a la agencia EFE en la cual aseguró que 140 mil trabajadores estatales perdieron sus empleos en 2011 y para este año otros 110 mil quedarán también desempleados, para reducir las llamadas “plantillas infladas” de las empresas y organismos públicos.

Navarro calificó los despidos como"la situación más difícil" a la que se ha enfrentado el movimiento sindical cubano durante la revolución, pero defendió las reformas para "actualizar" el modelo económico y aseguró que la CTC debe debe tener un papel "protagonista" en el proceso de reducción “para que se produzca sin traumas”.

El "trauma” según Brito es muy difícil de identificar, en un país donde, según dijo, es imposible confiar en las estadísticas oficiales.

“Recuerda que en Cuba no hay una ley de subsidio por desempleo y lo que han hecho con esos trabajadores que han dejado fuera es decirle, ve y ahora resuelve tú como puedas”, dijo Brito “No se cuánto le están pagando, no han publicado ninguna información sobre eso, aunque el gobierno dijo que lo haría”, añadió.



Carmelo Díaz, ex preso del Grupo de los 75 y dirigente de la Confederación de Trabajadores Independientes de Cuba, dijo que esos trabajadores sencillamente irán a engrosar las largas filas de desempleados, porque ni el gobierno tiene como emplearlos ni hay trabajo disponible para ellos.

“Además las licencias para el sector de cuentapropistas están muy limitadas y no son suficientes”, dijo Díaz.

Aunque el gobierno aprobó la ampliación del trabajo por cuenta propia, como una alternativa de empleo para el medio millón de desempleados estatales, las cifras oficiales muestran una realidad diferente.

El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social informó que al concluir el mes de febrero de 2012 habían 371,200 trabajadores “por cuenta propia”, y más del 60 por ciento de ellos no tenían vínculo laboral anterior.

“Yo si creo que muchos son cuentapropistas, pero no están registrados, porque trabajan con las licencias de segundos.”, advirtió Brito. “Muchas personas no pueden obtener licencias porque los trabajos por cuenta propia están limitados”, precisó.

Lo que parece menos discutible es que los cuentapropistas formarán parte del desfile organizado para el Primero de Mayo, donde cada año el gobierno y la CTC, deciden quién marchará con quién y en qué orden se alinearán los bloques de trabajadores, de sindicatos y de municipios.

“Desfilan miles de trabajadores, porque son presionados a desfilar, bajo el temor de que pierdan sus empleos”, afirmó Díaz.

  • 16x9 Image

    Pablo Alfonso/ martinoticias.com

    Ciego de Ávila, Cuba. En 1971 fue condenado a 20 años de cárcel por dirigir junto a otros jóvenes de procedencia cristiana un movimiento opositor contra el régimen de Fidel Castro. Indultado en 1979, viajó a Miami donde todavía reside. Es autor del blog El Timbeke.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG