Enlaces de accesibilidad

La bloguera cubana recuerda que durante la visita del Papa más de 400 activistas de derechos humanos fueron detenidos o conducidos a las estaciones de polícia.

La bloguera cubana Yoani Sánchez señala en un artículo para el periódico español El País, titulado "La plaza llena, los calabozos también", que el manto papal demostró que no era capaz de proteger a todos los cubanos.

Manifiesta que la Comisión de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional dio a conocer que más de 400 activistas fueron llevados a estaciones policiales o retenidos en sus domicilios, para que no pudieran asistir a los lugares donde oficiaría el Papa.

Yoani Sánchez señala que después que Benedicto XVI terminó la misa y abordó su papamóvil, la sensación de descompresión resultó más marcada.

Los fieles regresaron con la fe renacida a sus hogares, los policías respiraron aliviados por la ausencia de incidentes graves y los calabozos comenzaron a descorrer los cerrojos.

La bloguera agrega que al menos, ya saben la manera en que transcurrirán las primeras 24 horas después de la muerte de Fidel Castro: disidentes tras las rejas, comunicación cortada y ojos acechantes en cada esquina.
XS
SM
MD
LG