Enlaces de accesibilidad

Wade y Heat superan a LeBron y Cavaliers en Miami


LeBron James, Cleveland Cavaliers (d), y Dwyane Wade, Miami Heat (i), en un partido de la NBA, American Airlines Arena en Miami.

El escolta Dwyane Wade se encargó de estropearle el regreso al American Airlines Arena, y la Navidad, a LeBron James al conseguir 31 puntos.

La esperada y publicitada vuelta de LeBron James a Miami, pero esta vez para enfrentarse como estrella de los Cavaliers de Cleveland al equipo local de los Heat, pasó con más pena que gloria después de sufrir una clara derrota por 101-91.

Su gran amigo y ex compañero, el escolta Dwyane Wade, se encargó de estropearle el regreso al American Airlines Arena de Miami, y la Navidad, al conseguir 31 puntos, incluidos 24 en la primera parte, que fueron los que establecieron la marcha del partido el resto del tiempo.

Wade, que jugó su décimo partido de Navidad como profesional, confirmó que se siente cómodo e inspirado por la festividad y más cuando esta vez le tocó hacerlo en su campo.

James, que jugó cuatro temporadas con los Heat y logró dos títulos de liga, nunca se sintió cómodo con su juego en la vuelta al escenario que le hizo ser, además de estrella, doble campeón de liga.

LeBron James (i) de los Cleveland Cavaliers en acción ante Luol Deng (d) de los Miami Heat.
LeBron James (i) de los Cleveland Cavaliers en acción ante Luol Deng (d) de los Miami Heat.

Aunque James también completó una buena labor con 30 puntos, ocho asistencias y cuatro rebotes, el alero sudanés Luol Deng, que llegó a los Heat para ocupar su puesto, consiguió robarle el protagonismo al completar un gran partido.

Deng aportó 25 puntos, ocho rebotes y ocho asistencias que lo dejaron como el segundo máximo encestador del equipo, mientras que el ala-pívot Chris Andersen, que salió de titular, llegó a los 12 puntos y fue el tercer máximo encestador del equipo.

Andersen también capturó ocho rebotes, incluidos seis defensivos, recuperó dos balones, dio una asistencia y puso un tapón.

Los Heat, que estuvieron siempre por delante en el marcador y se fueron al descanso con la ventaja parcial de 11 puntos (62-49), lograron la quinta victoria en los últimos 10 partidos disputados y colocaron su marca global en 14-16, terceros de la División Sureste.

Como equipo los Heat tuvieron un 48% (40-84) de acierto en los tiros de campo y el 33% (7-21) de triples, comparados al 44% (32-72) y 23% (6-26), respectivamente, de los Cavaliers, que también perdieron el duelo bajo los aros al capturar 37 por 43 de Miami.

Los Cavaliers comenzaron a hacer su mejor juego en el tercer período cuando lograron parcial de 15-25 y se volvieron a meter en el partido, pero los Heat respondieron en la recta final del cuarto al ponerse con parcial de 97-87 y 1:19 minuto por jugarse que fue la ventaja decisiva.

Dwyane Wade (i) de los Miami Heat recibe un abrazo de su ex compañero de equipo LeBron James (d), de los Cleveland Cavaliers.
Dwyane Wade (i) de los Miami Heat recibe un abrazo de su ex compañero de equipo LeBron James (d), de los Cleveland Cavaliers.

James, que fue recibido con una gran ovación por los 19.817 aficionados que llenaron las gradas del American Airlines Arena, de Miami, respondió con sonrisas y abrazos para sus ex compañeros antes y después del partido, especialmente con Wade, con quien pasó varios minutos conversando en el campo.

Luego en la acción, James no pudo evitar la derrota y confirmar que los Cavaliers son un equipo con grandes deficiencias, especialmente en el apartado defensivo, donde ocupan las últimas posiciones de la liga, y más ahora con la baja por lo que resta de temporada del pívot brasileño Anderson Varejao, lesionado.

De ahí que los 30 puntos, ocho asistencias y cuatro rebotes que aportó James, no fuesen suficientes a la hora de evitar la derrota que les cortó racha de tres triunfos consecutivos y bajar su marca a 17-10, segundos en la División Central.

El base Kyrie Irving aportó 25 puntos, cuatro rebotes, tres asistencias y una recuperación de balón, pero tampoco sirvieron a la hora de evitar la derrota.

Mientras que el ala-pívot Kevin Love, que jugó por primera vez como número cinco con la intención de ocupar el puesto dejado vacante de Varejao, siguió sin ser factor ganador al conseguir 14 puntos, cinco rebotes y tres asistencias, que lo dejaron como perdedor en el duelo individual que mantuvo con Andersen.

Superada, con un gran triunfo, la vuelta de James a Miami, el próximo duelo entre ambos equipos en el sur de Florida no será hasta el próximo 16 de marzo y, para entonces, los Heat esperan tener mejor marca y estar colocados entre los ocho primeros equipos de la Conferencia Este que les permita disputar la fase final.

Los Cavaliers también tienen bastantes asignaturas pendientes de cara al futuro, especialmente la del juego defensivo, y dar solución a la pérdida de Varejao.

XS
SM
MD
LG