Enlaces de accesibilidad

El voto latino en Arizona puede ser clave en las presidenciales


Fotografía de archivo de grupos latinos protestando contra las redadas realizadas por el alguacil Joe Arpio del condado Maricopa, el 16 de enero de 2010, en Falcon Park en Phoenix, Arizona (EE.UU.). EFE/ Gary Williams

En las próximas semanas la campaña de Obama, abrirá su cuarta oficina en Arizona, un estado en el que no ha ganado ningún demócrata desde Bill Clinton

El estado de Arizona, un tradicional bastión de los republicanos en EE.UU., podría ser decisivo en las elecciones del próximo 6 de noviembre debido a la creciente fuerza del voto latino, lo que ha llevado al equipo de campaña de Barack Obama a redoblar sus esfuerzos en esa zona fronteriza del país.

Así se recoge en un extenso reportaje que publicó este viernes la revista Time y que puede consultarse hoy en su página web, bajo el sugestivo título "Yo decido: Why Latinos will pick the next President" ("Yo decidido: ¿Por qué los latinos elegirán al próximo presidente?").

Un despacho de la agencia EFE señala que si el presidente logra ganar en estados de fuerte presencia hispana como Nevada, Colorado o Arizona podría imponerse en el colegio electoral y repetir un segundo mandato en la Casa Blanca incluso si llegara a perder en otros estados que tradicionalmente han sido claves como Ohio o Wisconsin.

"Si hacemos nuestro trabajo con las bases en esos estados del oeste del país, lo cual vamos a hacer porque es algo en lo que somos buenos, podremos cambiar seriamente el resultado", afirmó a la revista el director de la campaña por la reelección presidencial, Jim Messina.

En las próximas semanas la campaña de Obama, que optará el 6 de noviembre a renovar su mandato, abrirá su cuarta oficina en Arizona, un estado en el que no ha ganado ningún demócrata desde Bill Clinton y en el que el aspirante republicano John McCain se impuso en 2008 por nueve puntos, según la revista.

Los demócratas creen que Arizona, un estado fronterizo con México que sigue "irritado" por el flujo de inmigrantes indocumentados en su territorio, se convertirá en las próximas elecciones en uno de los estados decisivos y en el que tendrá un papel clave la creciente comunidad latina.

En el reportaje de Time, que está acompañado de una galería de retratos de jóvenes latinos de Arizona del fotógrafo Marco Grob, queda claro que uno de los mayores retos a los que se enfrentan los demócratas en ese estado es lograr que los latinos salgan de su tradicional letargo y acudan a votar a las urnas.

El emplazamiento de la nueva oficina de Obama en un barrio de Phoenix de mayoría latina "no es un asunto menor", según la revista, que recuerda que se trata del mismo lugar donde hace unos meses Daniel Valenzuela fue elegido para ocupar un puesto en el concejo municipal con el apoyo mayoritario de la comunidad hispana.

En la victoria de Valenzuela fue importante un grupo de jóvenes voluntarios llamado "Team Awesome" ("Equipo Formidable"), quienes acudieron puerta a puerta a pedir el voto a unos 72.000 familias de Phoenix, y que en estos momentos está colaborando con los demócratas para hacer campaña a favor de Obama en la capital del estado.

Una reciente encuesta de la cadena hispana de televisión Univision reveló que el 72 % de los electores latinos tienen la impresión de que a los republicanos o no les importa su apoyo o son hostiles hacia la comunidad hispana, lo cual ha vuelto encender nuevamente algunas alarmas entre los líderes conservadores.

"Parece que no se han dado cuenta todavía de que el tono de sus discursos y la retórica (antiinmigrante) ha molestado a muchas personas", aseguró por su parte Jennifer Korn, una de las principales responsables de atraer el voto latino para George W. Bush en las elecciones de 2004.

A falta de menos de dos semanas para las primarias republicanas en Arizona, el exgobernador Mitt Romney sigue liderando las encuestas en ese estado, aunque en los últimos días ha ido ganando posiciones el exsenador Rick Santorum, según un reciente sondeo de The American Research Group (ARG).

Desde algunos sectores del Partido Republicano, entre los que la revista Time menciona al senador cubanoamericano Marco Rubio, están llamando a los aspirantes a moderar el tono de sus discursos, de ahí que haya que estar muy pendientes de lo que digan en los próximos días los candidatos en temas clave como la inmigración.
XS
SM
MD
LG