Enlaces de accesibilidad

El voto temprano: una tendencia creciente


Una mujer revisa unos papeles después de votar en un colegio electoral en California.

El día de las elecciones en los Estados Unidos se ha caracterizado tradicionalmente por largas colas, gente llegando tarde a la oficina o saliendo temprano para evitar las prisas.

Funcionarios de las elecciones reconocen que los estilos de vida han cambiado; se han tomado medidas para hacer más fácil a la gente emitir su voto y se han escuchado sus voces.

Treinta y dos estados y Washington, DC abrieron algunos centros electorales durante más de una semana antes del día exacto de la elección. El presidente Barack Obama alentó a la votación temprana al ser el primer titular en emitir su voto antes del 6 de noviembre.

Votar se ha hecho más fácil también para aquellos que les gusta la tradición de elegir a su candidato el primer martes de noviembre.

¿No tienen auto para llegar a los colegios electorales? ¿No tienen dinero para el taxi o para el ómnibus? No hay problema. Los votantes pueden llamar a la sede de su partido local para que otras personas lo conduzcan al lugar de las votaciones y luego los regresen a sus casas.

Para los votantes que no pueden abandonar sus casas, funcionarios de las lecciones han habilitado enfermerías en los colegios electorales de los vecindarios para asegurar que las personas mayores puedan ejercer su derecho al voto.

Algunos conservadores y republicanos han tomado acciones para evitar el voto temprano, con el argumento de que abre la puerta al fraude. Pero los defensores dicen que fomenta la participación de los votantes, que tiende a favorecer a los demócratas.

XS
SM
MD
LG