Enlaces de accesibilidad

Visita a Cuba impactó doblemente a cubanoamericano del equipo de Obama


Alejandro Mayorkas, subsecretario de Seguridad Interna de EEUU reveló al "Washington Post" aspectos de su misión oficial y también impresiones de su reencuentro con sus raíces y su país natal.

El subsecretario de Seguridad Interna de Estados Unidos, Alejandro Mayorkas, viajó a La Habana la semana pasada para sostener conversaciones con funcionarios cubanos. Mayorkas reveló al diario The Washington Post algunos aspectos de su misión oficial y también impresiones de su regreso a su país natal, 55 años después de que emigrara con sus padres huyendo del castrocomunismo.

El subsecretario, cubanoamericano de mayor jerarquía en el Gobierno del presidente Barack Obama, viajó acompañado por R. Gil Kerlikowske, comisionado del Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de Estados Unidos, para una visita de tres días. En la capital cubana se reunieron con funcionarios de los ministerios del Interior, Transporte y Relaciones Exteriores.

Durante los encuentros, se debatieron temas de interés bilateral como seguridad de la aviación, seguridad cibernética y lucha contra el narcotráfico.

Mayorkas adelantó que los dos Gobiernos esperan desarrollar memorandos de entendimiento para incrementar la cooperación en estas y otras áreas.

Pero el diario de Washington dice que fue la parte personal del viaje la que más profundamente tocó el corazón del abogado criado en Los Ángeles . En su última tarde, finalizadas las conversaciones, encontró tiempo para visitar el cementerio donde están enterrados su abuela y dos tíos-abuelos.

Al conocer que viajaría a Cuba, Mayorkas lamentó no poder cumplir el sueño de su padre, fallecido hace tres años, de regresar todos juntos. Él los sacó de Cuba a él y a su madre en 1960, porque no quería que vivieran en un país comunista. Meses después se reunió con ellos en Miami.

Mayorkas visitó en La Habana la escuela primaria donde estudió su padre y condujo por el lugar donde radicaba una fábrica de estropajo de aluminio que perteneció a éste, "un negocio que se perdió en el caos de la revolución castrista", según el Washington Post.

El alto funcionario dijo que sus anfitriones cubanos estaban al tanto de su historia personal y fueron atentos y amables con él, al punto de buscar en los archivos el expediente original de migración de su familia para entregárselo como regalo.

Tras fungir como fiscal de distrito en California, Mayorkas dirigió el Servicio de Inmigración y Naturalización de Estados Unidos (USCIS) desde 2009 hasta 2013, antes de ocupar su actual cargo.

Resumiendo su inesperado "viaje a la semilla", Alejandro Mayorkas dijo al Post que Cuba es "un país hermoso con gente muy cálida", y que se siente contento "tanto en lo profesional como en lo personal" por haber regresado a su tierra natal.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG