Enlaces de accesibilidad

Tratamiento inyectable contra el Sida estaría disponible en 2016


Los avances científicos han permitido transformar de manera optimista la lucha contra el VIH.

El objetivo del nuevo tratamiento, que no es vacuna y se ensaya en pacientes de distintas partes del planeta, es lograr que los enfermos del VIH puedan dejar el tratamiento retroviral diario y reducirlo a una inyección cada seis meses.

Un tratamiento inyectable contra el sida podría ser administrado a partir del próximo año, adelantó el director ejecutivo de Onusida, Michel Sidibé, tras vislumbrar un horizonte optimista donde este mal dejaría de ser una preocupación de salud pública a nivel mundial.

"Creo que el tratamiento inyectable podrá empezar a ser administrado a partir del próximo año porque el descubrimiento ya está hecho", destacó el científico durante una visita a Santiago de Chile enmarcada en la primera misión del directivo al Cono Sur de América Latina.

"En materia de tratamiento se han hecho progresos significativos desde que se inició la terapia antiretroviral", dijo Sidibé. Añadió que "inicialmente la persona tenía que tomar 14 a 24 comprimidos diarios, lo cual era muy complejo. Hoy tenemos esquemas terapéuticos con muchos menos comprimidos, incluso un esquema con un solo comprimido al día y con muy pocos efectos colaterales".

El objetivo de este tratamiento inyectable, que ya se está ensayando en pacientes de distintas partes del mundo, es lograr que los enfermos puedan dejar el tratamiento retroviral diario. "Hace unos años una persona que tenía VIH debía tomarse 18 pastillas diarias, hoy solo debe tomarse una y mañana puede que con una inyección cada seis meses le baste", destacó el director ejecutivo.

Entre las grandes victorias señaló la reducción drástica de la epidemia del virus del VIH, y dentro de poco tiempo dejará de ser "un tema que centre la preocupación sanitaria de los gobiernos". Se mostró orgulloso de que el mundo haya logrado romper con la conspiración del silencio y aplacar la trayectoria del virus.

Sidibé subraya que "la gente antes se moría, los hospitales estaban llenos de enfermos con sida y hoy podemos decir orgullosos que vivimos un contexto completamente distinto", informa la agencia Efe.

América Latina y el Caribe, la única región del planeta que ha consensuado un conjunto de metas regionales de tratamiento y prevención del VIH para poner fin al sida como amenaza de salud pública para el 2030, está avanzando "a pasos agigantados" para lograr esta meta.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG