Enlaces de accesibilidad

Ineficiencia cubana contagia puertos venezolanos


Un soldado custodia uno de los muelles en Puerto Cabello tras ser nacionalizado por el gobierno.

Desde que el gobierno de Hugo Chávez estatizó las operaciones portuarias y Cuba las asesora las cosas no dejan de ir de mal en peor, según la revista The Economist.

Muchas mercancías esperadas para celebrar la Navidad en Venezuela, incluyendo juguetes, podrían llegar tarde o nunca debido al abarrotamiento de mercancías y el deficiente manejo de las operaciones en los puertos del país, según publica la revista The Economist.

Hace casi cuatro años, dice la publicación, que el presidente izquierdista Hugo Chávez tomó el control de los puertos de manos de los gobierno regionales y nacionalizó a los operadores privados hasta ahora sin compensarlos.

Los puertos son hoy administrados, precisa, por una compañía estatal, Bolipuertos y una entidad llamada Asport, propiedad del gobierno cubano, a la que Chávez paga por “asesorar” las operaciones. Como resultado, “hombres de negocio aseguran que desde la nacionalización, la infraestructura portuaria se ha deteriorado”, apunta The Economist.

La situación se ha agravado porque ha habido un “boom” de importaciones, que en los primeros nueves meses del año totalizaron más de $40 mil millones de dólares cuando en el 2010 fueron de $27 mil 400 millones, y la mayoría llega en contenedores por vía marítima.

De acuerdo con la revista, puede demorar semanas antes de que un contenedor salga de puerto. “Las mercancías pueden tardarse más en llegar desde La Guaira hasta Caracas (un trayecto de 25 kilómetros) –dice-- que en llegar de China”.

Recientemente, el ministro de Finanzar, Jorge Giordani se quejaba de que los venezolanos estaban importando mucha “basura”. La solución, dijo entonces, es restringir las importaciones de materiales esenciales y bienes como maquinarias y “modificar los hábitos de alimentación”.
XS
SM
MD
LG