Enlaces de accesibilidad

Venezuela: otra vez elecciones


CARACAS (VENEZUELA), 13/04/2013. Vista del Consejo Nacional Electoral, el ente encargado de desarrollar el proceso electoral presidencial en Caracas (Venezuela). Venezuela celebra el domingo 14 de abril elecciones presidenciales

Habrá que esperar los resultados del domingo 14 de abril para responder a todas estas interrogantes que se dibujan en el panorama venezolano desde antes que se cuente el último voto

Los venezolanos acuden este domingo 14 de abril nuevamente a las urnas para elegir presidente, a poco más de seis meses de haber votado en unas elecciones casi similares a las de esta contienda.

Podría decirse que son unas elecciones de segunda vuelta, aunque en los pasados comicios el presidente Hugo Chávez venció a Henrique Capriles por un amplio margen. Ahora Chávez no está, pero encarna en el presidente encargado Nicolás Maduro, a quien designó como su sucesor e instó a sus seguidores a votar por él.

Para algunos analistas (lo acaba de publicar The Washington Post), de ganar Maduro tendrá que lidiar con el legado de Chávez en cuanto a inflación, escasez de bienes de consumo, una deuda pública que supera el cincuenta por ciento y una de las tasas de criminalidad más altas del mundo –esto último, uno de los problemas que más preocupa a los venezolanos.

Pero lo mismo puede decirse de Capriles en caso de que ganara, con el añadido de enfrentar a toda la institucionalidad controlada por el chavismo: gobernaciones, PVDSA, y un largo etcétera.

¿Puede el chavismo gobernar sin Chávez? La oposición está convencida que no. Resulta una verdad de Perogrullo que Maduro no es Chávez, no tiene el carisma ni la capacidad aglutinadora del comandante de la revolución bolivariana, como se refieren a Chávez los chavistas. Además, enfrenta el reto de la gobernabilidad: sin ser Chávez, debe mantener la unidad de las diferentes corrientes que componen el chavismo.

En cambio, para el economista y sociólogo alemán Heinz Dieterich, cuyo libro El socialismo del siglo XXI inspiró a Chávez, Maduro va poder gobernar sin problemas “porque el sistema está estructurado”.

¿Puede ganar Capriles después de haber perdido hace medio año ante la misma figura con diferente nombre? O lo que es lo mismo: ¿puede perder Maduro después de haber heredado el electorado que le dió la victoria a su mentor sobre el mismo candidato de la oposición el pasado 7 de octubre?

Según declaraciones de Ramón Guillermo Aveledo, secretario general de la Mesa de la Unidad (MUD), el abstencionismo pudiera jugar un papel determinante en estas elecciones.

“Basta con que la abstención de ellos sea del veinte por ciento”, le dijo a BBC Mundo.

De todas formas, habrá que esperar los resultados del domingo 14 de abril para responder a todas estas interrogantes que se dibujan en el panorama venezolano desde antes que se cuente el último voto.

Lo que sí se puede asegurar desde ahora es que, gane quien gane, enfrentará enormes desafíos económicos, y sobretodo, le tocará gobernar un país peligrosamente dividido.
XS
SM
MD
LG