Enlaces de accesibilidad

Álvaro Uribe, de presidente a senador


El ex presidente de Colombia, Álvaro Uribe (i), durante su campaña al Senado.

El ex presidente aspira a convertirse el domingo en senador porque, desde su punto de vista, en los últimos cuatro años el país ha retrocedido.

El ex presidente colombiano, Álvaro Uribe Vélez, aseguró el viernes que aspira a convertirse el domingo en senador porque, desde su punto de vista, en los últimos cuatro años el país ha retrocedido.

En sus ocho años de Gobierno (2002-2010) "hubo avances en seguridad, en inversión, en política social. Hoy hay preocupantes señales de retroceso", aseguró el ex jefe de Estado durante una entrevista con The Associated Press (AP), en un hotel del norte de Bogotá.

"Yo ya tengo el pelo blanco, soy abuelo, pero el Creador me conserva energías y, a una patria a la que quiero y le debo gratitud, vale la pena dedicarle (desde el Congreso) las energías que el Creador nos conserva", agregó.

El ex gobernante, un abogado de 61 años, encabeza una lista de candidatos al Senado por el Centro Democrático, un movimiento fundado por él en enero de 2013.

Ese movimiento, cuya campaña ha sido objeto de no pocos abucheos de opositores como también de grandes concentraciones, aspira a conseguir unos 20 senadores, según asesores de Uribe, quien no se atreve a dar una cifra del número de escaños en el Senado que esperan conseguir el domingo.

Según Uribe, el presidente Juan Manuel Santos se comprometió en 2010 a seguir sus políticas de Gobierno, pero "ha incumplido, ha hecho todo lo contrario; el país va retrocediendo".

Las elecciones parlamentarias del domingo, dijo, no son un duelo de poder con Santos. Lo que él pretende desde el Senado, enfatizó, es que "Colombia impida la llegada del castro-chavismo, impida volver a la condición de estado fallido, y hoy hay graves riesgos por el camino por el cual nos llevan".


Uribe criticó de nuevo el proceso de paz que desde hace más de un año adelantan en Cuba el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) con el objetivo de intentar acabar con 50 años de confrontaciones entre las partes.

"Es bueno que la comunidad internacional sepa quiénes son estos bandidos de las FARC", indicó Uribe, quien se fue lanza en ristre contra el último guerrillero importante de ese grupo insurgente que se unió al proceso de paz de La Habana.

Del rebelde Fabián Ramírez, cuyo verdadero nombre es José Benito Cabrera, Uribe sostuvo que contra él pesan "41 órdenes de captura por delitos atroces, responsable del asesinato de docenas de soldados y policías... Cabecilla de los frentes de las FARC que son los mayores proveedores de cocaína al cártel de Sinaloa en México".

Según el ex mandatario, "en noviembre el Gobierno (de) Santos nos dijo que iban detrás de Fabián para apresarlo, y hace semana y media nos sorprendió con la noticia de que el Gobierno (de) Santos lo sacó a disfrutar la impunidad en Cuba; hoy negocian con él el futuro de la política antidroga".

Finalmente sostuvo que no le preocupan los insultos que le envían desde el Palacio de Miraflores, responsabilizándolo de la crisis por la que atraviesa Venezuela.

"A mí me preocupa Venezuela hoy y Colombia mañana... En Venezuela la estantería y los anaqueles de las tiendas están desabastecidos, pero van llenando las cárceles de disidentes; (es) la democracia atropellada y un peligro de contagio en Colombia".
XS
SM
MD
LG