Enlaces de accesibilidad

Uno de los siete directivos de fútbol detenidos en Suiza recurre su arresto


Federación Internacional de Fútbol Asociado.

FIFA suspende el proceso de candidaturas para el Mundial-2026.

Uno de los siete responsables de la FIFA detenidos en Suiza hace dos semanas recurrió su arresto, anunció el miércoles la Oficina Federal de Justicia (OFJ) suiza, en un momento en el que Berna no ha recibido todavía las peticiones formales de extradición a Estados Unidos.

"Uno de los siete detenidos recurrió al Tribunal Penal Federal de Bellinzona contra el mandato de arresto con fines de extradición", indicó la OFJ en un comunicado.

Las autoridades suizas indicaron que no querían dar el nombre del responsable de la FIFA que ha recurrido.

Un portavoz de la OFJ, Folco Galli, indicó a la AFP que Suiza "no ha recibido todavía las peticiones formales de extradición". El plazo termina el 3 de julio.

El 27 de mayo de 2015, siete responsables de la FIFA, sospechosos de corrupción, fueron detenidos en Zúrich a petición de la OFJ y quedaron a la espera de su extradición.

Entre los detenidos en Suiza está Jeffrey Webb (Islas Caimán), que era vicepresidente de la FIFA y presidente de la Concacaf en el momento del arresto.

Los otros seis detenidos son Eduardo Li (Costa Rica), que era miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA y de la Concacaf; Julio Rocha (Nicaragua), responsable de desarrollo de la FIFA; Costas Takkas (Islas Caimán, Gran Bretaña), colaborador del presidente de la Concacaf; Eugenio Figueredo (Uruguay), vicepresidente y miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA; Rafael Esquivel (Venezuela), miembro del Comité Ejecutivo de la Conmebol y presidente de la Federación Venezolana y José María Marín (Brasil), miembro del Comité de Organización de la FIFA para el fútbol olímpico y expresidente de la Confederación Brasileña (CBF).

FIFA suspende el proceso de candidaturas para el Mundial-2026

La FIFA, inmersa en una crisis institucional por casos de corrupción, anunció este miércoles que suspende el proceso administrativo de candidaturas para el Mundial-2026 "dada la situación actual".

Una semana después de la dimisión de su presidente Joseph Blatter y cuatro días más tarde de ser reelegido para un quinto mandato, la FIFA ve como el escándalo por corrupción afecta ya directamente a la Copa del Mundo, la competición más importante de cuantas organiza.

"Se ha decidido suspender el proceso administrativo de candidaturas para la Copa del Mundo de 2026 en virtud de la situación actual", anunció la FIFA en un comunicado, precisando que las decisiones referentes a la organización del torneo de ese año se discutirán durante la celebración del próximo comité ejecutivo.

Tras esa reunión, que se celebrará en julio, se conocerá también la fecha exacta del congreso extraordinario en el que se elegirá al sucesor de Blatter, aseguró una portavoz de la organización.

"Dada la situación actual, creo que no tiene sentido comenzar una proceso de candidaturas. Se pospondrá", dijo por su parte el secretario general de la FIFA Jerome Valcke en una conferencia de prensa en Rusia, donde se encuentra para supervisar los preparativos del Mundial-2018.

"No me sorprende, es normal", reaccionó inmediatamente el presidente de la UEFA, Michel Platini, que este miércoles estuvo en París para un acto de la Eurocopa-2016 que se celebrará dentro de un año en Francia.

"Había un proceso para votar en 2017, pero no hay líder en la FIFA. Por tanto, es correcto", añadió el máximo representante del fútbol europeo.

Valcke había anunciado el pasado mes de marzo que la sede de Mundial de 2026 se conocería en el congreso que la FIFA organizará en Kuala Lumpur en 2017, una fecha que por el momento se mantiene.

Con las Copas del Mundo de 2018 y 2022 atribuidas a Rusia y Catar entre acusaciones de sobornos, ya son tres las ediciones directamente afectadas por el escándalo que sacude a la FIFA desde hace dos semanas.

"Las Copas del Mundo deben ser protegidas porque son la base de la actividad de la FIFA", dijo este miércoles Valcke, que volvió a defender el proceso de selección.

"Rusia ganó honradamente el derecho a albergar el Mundial-2018 y hay que estar loco para decir que se compró", añadió.

Sin embargo, el domingo, en una entrevista al semanario suizo Sonntagszeitung, el presidente de la Comisión de Auditoría de la FIFA, que supervisará el proceso electoral, Domenico Scala, aseguró que "si existen pruebas de que Catar y Rusia obtuvieron (las sedes mundialistas) gracias únicamente a sobornos, entonces se les podría retirar".

A finales de mayo, la justicia estadounidense inculpó a 14 miembros de la FIFA y dirigentes de empresas de márketing deportivo, por haber recibido sobornos por un monto de 150 millones de dólares durante dos décadas.

Por lo tanto, los países que hasta ahora se habían interesado por organizar el Mundial-2026 (Marruecos, Estados Unidos, Canadá, México y, más recientemente, Kazajistán) tendrán que esperar para oficializar sus candidaturas.

Lo que es seguro es que la sede no la elegirá el comité ejecutivo de la FIFA (formado por 28 miembros) como fue el caso de 2018 y 2022, sino por el congreso, en el que están representadas las 209 federaciones afiliadas al organismo.

En cuanto a las reformas anunciadas por Blatter para dotar a la FIFA de mayor transparencia, el profesor de derecho de la Universidad de Basilea Mark Pieth, a quien el presidente había encargado un estudio sobre la gobernanza de la organización del fútbol internacional, declaró el miércoles en la AFP que el organismo tiene una "estructura casi dictatorial".

El docente suizo propone, entre otras cosas, controlar el papel del comité ejecutivo, limitar el número de mandatos del presidente y revisar el sistema de "un país/un voto".

Pieth acabó su estudio en 2013 sin que ninguno de sus consejos se pusiera en práctica.

XS
SM
MD
LG