Enlaces de accesibilidad

Cancilleres de Unasur dejan Venezuela. El diálogo está estancado.


REUNIÓN DE OPOSICIÓN CON CANCILLERES DE UNASUR Y EL NUNCIO

La coalición de partidos opositores "congeló" el diálogo la semana pasada acusando al Gobierno de torpedearlo y negarse a liberar a los "presos políticos".

Los cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) dejaron Venezuela sin lograr avances en el diálogo entre el gobierno socialista de Nicolás Maduro y la oposición, sembrando dudas sobre el futuro de las conversaciones para terminar con la peor crisis política en más de una década en el país petrolero.

La coalición de partidos opositores, Mesa de la Unidad Democrática (MUD), "congeló" el diálogo la semana pasada acusando al Gobierno de torpedearlo y negarse a liberar a los "presos políticos", una de sus principales demandas.

Las gestiones de los cancilleres y el nuncio apostólico para terminar con la ola de protestas que desde febrero ha dejado 42muertos se extendieron por dos días.

"No hay hechos nuevos que nos permitan cambiar de posición como desearíamos", dijo el martes el secretario ejecutivo de la MUD, Ramón Guillermo Aveledo, en rueda de prensa.

El dirigente agregó que la MUD sigue "abierta a la posibilidad de diálogo", pero que el Gobierno tiene una "alergia" a las conversaciones y prefiere imponerse.

"Por la vía de la imposición ningún problema de Venezuela ha sido resuelto, de los problemas viejos todo lo que había se ha agravado y han aparecido problemas nuevos", explicó.

La MUD exige no sólo la liberación de los que considera "presos políticos", sino de los detenidos durante los tres meses de protestas, además de otras demandas como la creación de una comisión de la verdad plural, que los incluya, y el cese de la represión a las protestas pacíficas.

A pesar de que Maduro ha instado a no "patear la mesa" de diálogo, tampoco ha cumplido con las demandas opositoras.

En un comunicado emitido el martes, la Unasur instó a ambas partes a fijar una fecha para una nueva ronda de negociaciones.

Desde que las protestas antigubernamentales comenzaron en febrero, más de 800 personas han sido heridas y unas 3.000 detenidas, de las cuales 200 siguen tras las rejas.

Los disturbios en el país petrolero han llevado a miles a las calles para reclamar por la alta inflación, la escasez de bienes básicos y la alarmante delincuencia.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG