Enlaces de accesibilidad

UE quiere concluir capítulo económico con Cuba en Bruselas, acuerdo en 2016


El director general para América del Servicio Europeo de Acción Exterior, Christian Leffler, y el vicecanciller cubano, Abelardo Moreno (d-i), reunidos en La Habana, el 9 de septiembre.

Acuerdo de diálogo político y cooperación no incluiría un programa de reformas en la isla ni una definición de gobierno representativo, indicaron fuentes europeas.

La Unión Europea (UE) espera cerrar el capítulo económico y comercial durante la sexta ronda de negociaciones con Cuba este martes y miércoles.

Han precisado, reiteradamente, que no está buscando un "programa de reformas" en la isla en esta fase de las charlas, dirigidas y concluir un acuerdo de diálogo político y de cooperación que sustituya a la Posición Común, indicaron fuentes comunitarias.

La delegación europea al encuentro en Bruselas es presidida por el secretario general adjunto para Asuntos Económicos y Globales del Servicio Europeo de Acción Exterior, Christian Leffler; mientras que la parte cubana la encabeza el viceministro de Relaciones Exteriores, Abelardo Moreno Fernández.

Funcionarios europeos dijeron confiar en que salgan de la actual ronda "con una perspectiva de conclusión (del acuerdo) en un futuro próximo", posiblemente a principios de 2016.

Lo importante es contar con un acuerdo "bueno, sólido", manifestó una fuente citada por la agencia EFE, que rechazó fijar un calendario, aunque subrayó que, a la vista de los avances, se espera una conclusión "en la primera parte del año próximo".

Tras alcanzar "progresos sustanciales" en las anteriores negociaciones, los 28 consideran que ahora hay "buenas perspectivas de cerrar los temas pendientes en las cuestiones económicas y comerciales" y confían en clausurar, o casi, los temas relacionados con la cooperación.

En particular, esta fuente se mostró confiada en que se puedan resolver en la presente ronda de negociaciones "los últimos temas económicos pendientes", que son "muy pocos", teniendo en cuenta que lo que se negocia no es un acuerdo comercial o preferencial y que ya se han solucionado la mayoría de los asuntos en ese ámbito.

Otra fuente del bloque citada por AFP señaló al respecto que el bloque no busca un "programa de reformas" en Cuba en la fase que está por concluir.

"Estamos negociando un acuerdo marco, no un convenio sobre definiciones precisas o un programa de reformas", dijo.

Esperan "progresos significativos" en los aspectos relacionados con el diálogo político, un epígrafe en el que se incluyen, entre otros, la democracia, los Derechos Humanos y gobernanza, puntos sobre los que las partes mantienen diferencias conceptuales.

"Hay temas bien conocidos que son muy sensibles y hay otros para los que tenemos que hallar un buen compromiso que nos permita avanzar", indicó la fuente de France Presse.

"Queda claro que la visión de la UE y la cubana en lo que concierne a los sistemas de gobierno es bien diferente", añadió, precisando que no buscaban inscribir en el acuerdo "una definición precisa y definitiva de lo que quiere decir un gobierno representativo".

"Lo importante es ponerse de acuerdo sobre los parámetros y el diálogo de la cooperación por venir" para que estos temas se traten, explicó, repitiendo que no negociaban "un programa de reformas".

En las anteriores conversaciones, las partes trabajaron sobre "elementos de facilitación" del intercambio comercial en áreas como las políticas fitosanitarias o las relativas a aduanas.

En materia de cooperación, se abordaron asuntos como el fortalecimiento de las instituciones del Estado, la protección de datos, el blanqueo de dinero, la delincuencia organizada o el terrorismo; y se identificaron los elementos fundamentales a discutir en el diálogo político.

Las negociaciones del acuerdo se iniciaron en abril de 2014. Las rondas anteriores tuvieron lugar de manera alterna en La Habana y en Bruselas, la última de ellas, en la capital cubana el pasado mes de septiembre.

XS
SM
MD
LG