Enlaces de accesibilidad

Trump y Bush cruzan críticas en Nueva Hampshire


Donald Trump.

Bush describió al multimillonario como un demócrata alzador de impuestos del que los votantes se cansarían pronto.

Los aspirantes presidenciales republicanos Donald Trump y Jeb Bush hablaron en eventos separados en Nueva Hampshire el miércoles, coronando un día de campaña en ese estado que celebra votaciones tempranas en las primarias.

En Derry, Trump llenó un auditorio con capacidad para 1.000 personas en una escuela secundaria, incluyendo público en salas adyacentes. El multimillonario comenzó sus críticas a Bush en un encuentro con reporteros y continuó en la asamblea.

Varios sondeos nacionales muestran a Trump al frente de los aspirantes republicanos - 17 en total - incluyendo Bush y el gobernador de Wisconsin Scott Walker, otro de los favoritos.

"No veo que sea elegible", le dijo Trump a reporteros antes del mitin, y más adelante describió a Bush como una "persona de poca energía" a la que le cuesta trabajo conseguir resultados.

"No lejos de aquí tenemos a Jeb". Dijo Trump, provocando abucheos de partidarios entusiastas. Trump se burló de Bush por "caer como una roca" en los sondeos iniciales en el estado y no conseguir entusiasmar a sus seguidores.

"¿Saben lo que pasa con la gente de Bush?", preguntó Trump. "Está durmiendo".

En tanto, en la vecina Merrimack, Bush, que previamente se había mostrado renuente a atacar a sus rivales, describió al multimillonario como un demócrata alzador de impuestos del que los votantes se cansarían pronto.

"Pienso que al final la gente va a votar por un líder conservador probado con experiencia", dijo Bush en un video divulgado por su campaña.

El ex gobernador de Florida criticó a Trump por sus contribuciones financieras pasadas a demócratas, además de sus posiciones cambiantes en asuntos como impuestos y su previo respaldo a un sistema de salud financiado por el gobierno.

"Él ha atraído a mucha gente. La gente está furiosa por la forma en que Washington no funciona", dijo Bush. "Pero cuando le gente mira su historial, no es un historial conservador".

Trump y Bush, que sigue siendo favorito entre los donantes establecidos, han chocado frecuentemente por sus posiciones sobre diversos asuntos, incluyendo migración, en semanas recientes.

La esposa de Bush nació en México y él ha dicho en el pasado que las personas que entran ilegalmente al país lo hacen como un "acto de amor" por sus familias.

Trump, que ha dicho que está a favor de deportar a quienes entran ilegalmente al país y de la construcción de un muro enorme en la frontera, se ha burlado de esa posición. Trump defendió el miércoles su uso del término "bebés ancla" para referirse a niños nacidos en Estados Unidos de padres que residen en el país de forma ilegal.

Bush, mientras tanto, criticó los planes de inmigración de Trump argumentando que "no es un plan conservador" porque costaría decenas de miles de millones de dólares.

XS
SM
MD
LG