Enlaces de accesibilidad

Travieso jonrón… y Gigantes se va a la Serie Mundial


Travis Ishikawa

Después de dividir honores en dos partidos como visitante, el equipo de la bahía volvió a casa, aprovechó el respaldo de su público, y conquistó sus tres duelos como home club.

Travis Ishikawa puso a volar la pelota, en el final del noveno inning, y los Gigantes de San Francisco ganaron el banderín del Viejo Circuito en el béisbol de Grandes Ligas, seis carreras por tres en contra de San Luis Cardenales.

Después de dividir honores en dos partidos como visitante, el equipo de la bahía volvió a casa, aprovechó el respaldo de su público, y conquistó sus tres duelos como home club. Pero San Luis cayó con las botas puestas, porque Matt Adams y Tony Cruz dieron jonrones en el cuarto episodio, ante Madison Bumgarner, premiado a la larga como el MVP de la Nacional.

Los pájaros rojos ganaban el jueves por la mínima, en el octavo capítulo --Adam Wainwright fue su abridor-- cuando un emergente de los Gigantes, Morse, despachó la píldora a despecho del relevista Neshek, lo que igualó la pizarra del ATT Park en 3-3.

Todavía San Luis llenó las almohadillas en el noveno (Casilla fue recibido con una rebelión), pero otro apagafuegos, el anfitrión Affeldt, negoció el out 27 con un rodado a sus manos.

En el cierre del último inning, Wacha fue colocado en el box de los visitantes: se le embasó un hombre por sencillo (el inmenso Pablo Sandoval), otro por boleto, y finalmente Ishikawa prendió los fuegos artificiales con su disparo sobre las bardas.

Nuevamente los tiradores del bull pen inscribían sus nombres en los libros --tanto el triunfador como el derrotado--, a pesar de que, en uno y otro bando, Bumgarner y Wainwright pitcheaban plácidamente las postrimerías, justo cuando fueron sustituidos por bateadores emergentes.

KANSAS CITY ESPERA

Reales de Kansas City, que aguardó 29 años para regresar al Clásico de octubre, ganó sus ocho pleitos iniciales de la postemporada 2014 (uno de wild card, tres de división y cuatro por el cetro de la Liga Americana, todo un record), y supo al fin anoche que San Francisco será su oponente en la Serie Mundial.

Algunos especialistas, sin embargo, temen --y esto lo presencié muchas veces en las Series Nacionales de Cuba-- que el prolongado descanso de los Reales pueda desequilibrar lo que hasta el 15 de octubre establecieron como una marcha demoledora.

Y es que la 110ma. Serie Mundial no echará a andar sino hasta el martes, seis días después de la coronación de Kansas City. Ellos anoche no habían anunciado a su pitcher abridor, y tampoco lo había hecho --y esto es más comprensible-- su rival por el cetro, los Gigantes.

Los días 21 y 22, la gran fiesta de octubre se jugará en Kansas City; del 24 al 26 --porque nadie espera una barrida en cuatro fechas-- la batalla se trasladará a San Francisco. Y si a esas alturas la pugna no ha alcanzado un desenlace, podrían disputarse los choques seis y siete, el 28 y el 29, nuevamente en el hogar de los Reales.

XS
SM
MD
LG