Enlaces de accesibilidad

Sobre frenos y cinturones de seguridad en la venta de autos en Cuba


Vista de unos autos expuestos en un concesionario de Peugeot en La Habana

"Los autos, que sólo pueden ser comprados a través de proveedores de propiedad estatal, cuestan una fortuna", destaca el semanario The Economist

El portal digital The Economist publica este jueves un artículo sobre la liberación de las ventas de autos en Cuba que cuestiona los altos precios. Comenta la publicación que “cuando el gobierno cubano dijo en diciembre que tenía intención de dejar que la población compre autos modernos sin necesidad de permisos , muchos sospecharon de la medida. Estaban en lo cierto “ asegura el artículo.

“Los autos , que sólo pueden ser comprados a través de proveedores de propiedad estatal, cuestan una fortuna. Un 2013 Peugeot 508, comercializado en Europa como una berlina asequible cuesta alrededor de $ 30.000, tiene un precio de más de un cuarto de millón de dólares en una sala de exposición de en La Habana”.

El salario promedio en Cuba es menos de $ 20 al mes, recuerda The Economist. " Los precios parecen ciertamente diseñada para disuadir a los compradores. Algunos incluso se preguntan si se había producido un error de transcripción y los precios se había incluido en pesos cubanos, moneda local de Cuba , que vale 24 veces menos que el peso convertible en dólares fijo (CUC ). Otra teoría es que los altos precios son un adelanto de una devaluación ampliamente anticipada del CUC como parte del compromiso del gobierno para unificar en la isla las dos monedas”.

"Sería difícil encontrar una señal fuerte de que esto sigue siendo una economía controlada ", dice un diplomático con sede en La Habana. “Desde que asumió la presidencia de su hermano Fidel en 2008, Raúl Castro ha tomado algunas medidas para reducir el papel económico del estado . Ha permitido el autoempleo en pequeña escala , permitió a los cubanos comprar casas y ha dado a los agricultores privados más autonomía para crecer y vender sus productos. Pero él siempre ha insistido en tales reformas serán " sin prisa". Ahora bien, hay señales de que se está desacelerando deliberadamente las cosas”.

Destaca el artículo que al mismo tiempo se prohíbe la reventa de ropa importada del extranjero. El oficio de " sastre y modista " es una de las aproximadamente 200 ocupaciones privadas que se permitió oficialmente en 2010. Desde entonces, miles de cuentapropistas se han entregado a la creación de pequeñas tiendas de ropa surtido con marcas provenientes de Europa y Estados Unidos.

La ropa la importan a menudo en maletas los viajeros cubanos que se aprovechan de otra reforma , la que elimina la exigencia de un permiso para viajar. Eva, de 27 años de edad, de La Habana, dice que desde 2011 ha estado volando a Madrid cada dos meses para surtir su tienda de moda en el fondo de su apartamento. Ahora dice que va a cerrar su negocio. "Cada vez que se comienza a respirar un poco , sabemos que el gobierno te apretará".

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG