Enlaces de accesibilidad

Tercer día de choques entre policías y manifestantes en Egipto


Desde que comenzaron las manifestaciones 12 manifestantes murieron en El Cairo y en Suez (norte) y 2.532 manifestantes y policías resultaron heridos

Por tercer día consecutivo, los manifestantes se enfrentaron el sábado a la policía en Egipto, reclamando la partida de los militares en el poder, acusados de desidia frente a la violencia que dejó 74 muertos el miércoles, tras un partido de fútbol en Puerto Said (norte).

En El Cairo se podían ver espesas columnas de humo en las callejuelas que llevan al ministerio de Interior, en donde los manifestantes lanzaron piedras a los policías antidisturbios, mientras el ir y venir incesante de las ambulancias que evacuaban heridos continuaba.

Desde que comenzaron las manifestaciones y los enfrentamientos el jueves, al día siguiente del drama de Puerto Said, 12 manifestantes murieron en El Cairo y en Suez (norte) y 2.532 personas resultaron heridas entre policías y manifestantes, según el ministerio de Interior.

Algunas víctimas murieron asfixiadas por gases lacrimógenos, según fuentes médicas. Entre los heridos, hay 211 policías, de los cuales un general que perdió un ojo. Según el canal nacional Nile News, uno de sus periodistas resultó herido en un ojo por un perdigón.

Por la tarde, manifestantes intentaron interponerse entre sus camaradas y la policía que disparaba gases lacrimógenos, pero los enfrentamientos se reanudaron en el centro de El Cairo, a unos metros de la plaza Tahrir.

Por la noche, la situación se calmó, pero la tensión era palpable entre los centenares de personas aún en las calles.

Las manifestaciones estallaron el jueves al día siguiente de los terribles reyertas entre hinchas en Puerto Said, tras la primera derrota de la temporada del célebre club cairota Al Ahli frente a los locales de Al Masri (3-1).

El poder militar y el ministerio de Interior fueron criticados y acusados de no haber hecho nada para detener el drama.

El ministerio de Interior se encuentra en el sector de la célebre plaza Tahrir, epicentro de la revuelta contra el presidente Hosni Mubarak de enero y febrero de 2011, la cual se convirtió en el lugar privilegiado de las numerosas manifestaciones que acompañan el difícil proceso de transición.

Los manifestantes, entre los que hay numerosos hinchas de clubes de fútbol, apodados los "ultras", reclaman el fin del poder militar que dirige el país desde que cayó Mubarak el 11 de febrero de 2011.

Los "ultras", bien organizados y politizados, participaron en numerosas manifestaciones contra el poder militar estos últimos meses.

El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas (CSFA), dirigido por el mariscal Husein Tantaui, que está a cargo de la delicada transición prometida hacia la democracia, acusó "a manos extranjeras y del exterior" de desestabilizar el país.

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, dijo el viernes por la noche en Asunción que la organización está dispuesta a defender la no injerencia política en el fútbol, tras señalar que los trágicos sucesos ocurridos en Puerto Said no desviarán los objetivos deportivos de la Federación.

XS
SM
MD
LG