Enlaces de accesibilidad

Suspenden en Nicaragua los juegos deportivos centroamericanos por temblor


Un grupo de personas permanece a las afueras de una casa destruida en la localidad de Nagarote, 30 kilómetros al occidente de Managua.

El sismo de 6,2 Richter del jueves fue el movimiento telúrico más fuerte sentido en Nicaragua desde el terremoto que devastó Managua en 1972, con la misma intensidad.

Las autoridades de Nicaragua reforzó hoy las medidas de seguridad ante la posibilidad de un nuevo sismo de gran magnitud, luego de que el jueves un terremoto de 6,2 Richter afectara varias ciudades del país, dejando un muerto, 33 heridos graves y más de 1.600 casas afectadas. "Vamos a extremar todas las medidas para proteger la vida", dijo la primera dama y coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, a través de medios oficiales.

Este viernes se anunció la suspensión de los V Juegos Deportivos Centroamericanos JUDUCA-Nicaragua 2014, a través de su Comité
Organizador. Nicaragua hospeda a unos 2.000 atletas de delegaciones de Belice, Guatemala, El Salvador, Honduras, Costa Rica, Panamá y República
Dominicana que disputan los JUDUCA, del 6 al 12 de abril.

La directora del Departamento de Geofísica del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), Angélica Muñoz, solicitó a la población reportar cambios en el lago de Managua o cualquier laguna del Pacífico, debido a que se trata de antiguos volcanes que podrían entrar en actividad.

L
na mujer permanece a las afueras de su casa en la localidad de Nagarote, 30 kilómetros al occidente de Managua, debido a un sismo de magnitud 6,2 en la escala de Richter h
na mujer permanece a las afueras de su casa en la localidad de Nagarote, 30 kilómetros al occidente de Managua, debido a un sismo de magnitud 6,2 en la escala de Richter h
as autoridades reportaron el fallecimiento de una mujer de 23 años, a causa de un paro cardíaco, ocasionado por el terremoto ocurrido a las 17.27 hora local (23.27 GMT) del jueves, confirmó el Ministerio de Salud (Minsa). En la ciudad de Nagarote, a 40 kilómetros al noroeste de Managua, los daños alcanzaron escalas de entre IX y X en la escala de Mercalli.

Al menos 17 casas quedaron totalmente destruidas en Nagarote y 3 en Managua, según las autoridades del Sinapred. Un total de 33 personas permanecían hospitalizadas, tres de ellas en estado de gravedad, informó la Presidencia en la madrugada de este viernes.

Más de 800 casas fueron dañadas por el temblor en Managua y otras 882 viviendas resultaron afectadas en Nagarote, confirmaron las autoridades. Los habitantes de Nagarote sacaron camas y colchones a las calles, por miedo a una réplica fatal. En Managua y Nagarote los productos de los supermercados saltaron de sus góndolas y hubo paredes de vidrio que estallaron.

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) precisó que ese movimiento telúrico tuvo lugar a una profundidad de 10 kilómetros y que fue causado por un evento relacionado con fallas locales en la cadena volcánica de Nicaragua. Su epicentro se localizó en tierra firme a 9 kilómetros al noroeste del municipio de Mateare, cerca del volcán Apoyeque, departamento de Managua, en el Pacífico.

El Sinapred reportó derrumbes sobre la carretera que une a Managua con León y reiteró que todos los datos son preliminares. Las autoridades de El Salvador, Honduras y Costa Rica reportaron el sismo.

Las provincias de Managua y León se mantienen en estado de alerta roja desde la madrugada de este viernes, debido a las constantes réplicas del terremoto principal. La alerta roja manda a la población a evacuar sitios de peligro y a las autoridades a atender a los afectados. Murillo anunció que las autoridades del Sinapred en las provincias del Pacífico nicaragüense están en alerta roja institucional, así como en la provincia de Boaco, centro del país.

La alerta roja institucional incluye, además de Managua y León, a las provincias de Chinandega, Carazo, Masaya, Granada y Rivas. La ciudad de Managua da la impresión de estar apenas habitada la mañana de este viernes, contrario a la acostumbrada agitación del último día de la semana. En las redes sociales hubo nicaragüenses que confesaron haber pasado la noche en vela, a la espera de otra sacudida. Al menos 623 familias fueron evacuadas desde la noche del jueves en Managua, dijo Moreno.

Una de las primeras medidas tomadas por las autoridades la mañana de este viernes fue derribar unas 80 estructuras verticales en la ciudad de Managua, que estaban en ruinas desde el terremoto de 1972, confirmó el secretario general de la alcaldía capitalina, Fidel Moreno. Mientras tanto, los hospitales del Pacífico de Nicaragua solamente están realizando operaciones de emergencia, informó el Ministerio de Salud (Minsa).

Las clases fueron suspendidas en todos sus niveles y modalidades, incluyendo las universidades, en las provincias de Managua y León. Murillo confirmó que los empleados públicos que trabajan en los edificios más antiguos de Managua se niegan a ingresar a sus oficinas, ya que esta mañana se han sentido réplicas de hasta 4,0 Richter. El Gobierno dio día libre a cientos de empleados de al menos 16 instituciones públicas ubicadas en los edificios más antiguos de Managua.

El sismo de 6,2 Richter del jueves fue el movimiento telúrico más fuerte sentido en Nicaragua desde el terremoto que devastó Managua en 1972, con la misma intensidad. La gente abandonó casas, centros comerciales y edificios de oficinas en cuestión de segundos, en especial aquellos de estructura horizontal, que son la mayoría.
XS
SM
MD
LG