Enlaces de accesibilidad

Sospechas, la ONU y Cuba


¿Nadie, pero nadie sospecha en ese foro universal , que por más de medio siglo un mismo apellido dirija los destinos políticos de Cuba?

¿No les resulta sospechoso a los miembros de las Naciones Unidas que los cubanos decidan lanzarse al mar al riesgo de sus vidas con tal de no quedarse dentro del sistema político que los gobierna?

¿No les resulta sospechoso a los miembros de las Naciones Unidas que en un país con un gobierno “socialista” y según ellos preocupado por el bienestar de sus ciudadanos, grupos afines a ese gobierno ataquen a mujeres indefensas como las Damas de blanco con insultos y agresiones físicas?

¿No les resulta sospechoso a nadie en las Naciones Unidas, que miembros de la policía le nieguen el paso al cementerio a una madre que quiere ir a la tumba de su hijo como ocurrió con Reina Luisa Tamayo?

¿No les resulta sospechoso a nadie en las Naciones Unidas que los presos políticos al ser liberados de la cárcel sean prácticamente obligados a salir del país desterrados o son amenazados con retornar a prisión aquellos que prefieren quedarse?

¿No les resulta sospechoso a nadie en las Naciones Unidas que el médico defensor pacifico de los derechos humanos, Oscar Elías Biscet fue encarcelado con una larga condena por el cargo de ser “una amenaza para el estado”, cuando solo esgrimió sus ideas y nunca se pronunció por el derrocamiento del régimen de forma violenta u armada?

¿No les resulta sospechoso a nadie en las Naciones Unidas que las personas cuando abandonan la isla pierden todas sus pertenencias y derechos y sin embargo cuando quieren regresar de visita son obligados a viajar con un pasaporte cubano, pese a que ya son ciudadanos de otras naciones?

¿No le resulta sospechoso a nadie de las Naciones Unidas que el gobierno interfiera en la salida del país de las personas y le prohíba a unos salir y a otros entrar de manera arbitraria y los ciudadanos no tengan ningún recurso para apelar esas decisiones?

¿No les resulta sospechoso a nadie en las Naciones Unidas la extrema crueldad de no permitir que hijos regresen al país para ver a sus padres enfermos o en el lecho de muerte y muchas veces son detenidos en el aeropuerto y obligados a retornar en el mismo avión que llegaron pese a tener la aparente “autorización” gubernamental”?

¿No les resulta extraordinariamente sospechoso a nadie de las Naciones Unidas que en plena expansión de las comunicaciones los cubanos no tengan acceso ni a programas de televisión por satélite y mucho menos a Internet?

¿Nadie, pero nadie sospecha en ese foro universal ,que por más de medio siglo un mismo apellido dirija los destinos políticos de Cuba y salgan siempre electos los mismos dirigentes en sus “democráticas elecciones”? ¿Nadie, pero nadie sospecha un poco de la honestidad de un gobierno que desprestigia a opositores que mueren en huelgas de hambre por defender sus ideas?

Ojalá Sherlock Holmes o Hércules Poirot asesoren a las Naciones Unidas y les indique estas realidades bastante sospechosas, porque así además de votar contra el embargo económico de Estados Unidos que el régimen llama bloqueo, lo habrían hecho también contra el verdadero y único bloqueo que existe en Cuba: el que hace el propio gobierno castrista contra sus ciudadanos desde hace mas de 50 años.

XS
SM
MD
LG