Enlaces de accesibilidad

Mundo

"Somos rehenes oficialmente": Cómo ataque a kibutz israelí reveló la estrategia de Hamás

Eyal Barad en el refugio donde se escondió con su familia cuando hombres armados de Hamás atacaron al kibutz Nir Oz, en Israel, el 9 de noviembre de 2023. (Foto AP/Maya Alleruzzo)
Eyal Barad en el refugio donde se escondió con su familia cuando hombres armados de Hamás atacaron al kibutz Nir Oz, en Israel, el 9 de noviembre de 2023. (Foto AP/Maya Alleruzzo)

El ataque de Hamás contra el kibutz Nir Oz comenzó poco después de las 6:30 a.m. del 7 de octubre y duró hasta bien entrada la tarde, cuando docenas de milicianos arrasaron la comunidad sin oposición y con una misión aparente: capturar a la mayor cantidad posible de civiles.

Para cuando el último combatiente se fue, uno de cada cinco residentes de Nir Oz era rehén. Los residentes restantes salieron de sus habitaciones seguras y se reunieron en un refugio donde pasaron la larga noche contando a los desaparecidos.

Tras ocho semanas de guerra entre Israel y Gaza, la reciente liberación de docenas de rehenes israelíes —con muchos todavía en cautiverio— genera un nuevo enfoque sobre lo que Hamás hizo el 7 de octubre, el día en que sus milicianos los tomaron de comunidades de todo el sur de Israel. El kibutz Nir Oz, que los extremistas arrasaron sin oposición, es quizás el mejor lugar para comprender la estrategia de toma de rehenes de Hamás, una operación sin precedentes tanto en su alcance como en su ejecución.

Más de 100 extremistas palestinos irrumpieron en Nir Oz el 7 de octubre durante horas y se marcharon con unos 80 de sus aproximadamente 400 residentes. Eso significa que la gente de Nir Oz constituía un tercio de los 240 rehenes tomados en total y casi la mitad de los israelíes liberados, con más de 30 aún en Gaza.

Para los israelíes, Nir Oz encarna la vulnerabilidad de su país ese día, con la ausencia de las fuerzas de seguridad israelíes, la captura de civiles desprotegidos, sus muertes y desapariciones en Gaza y su posterior intercambio por palestinos.

Una farola ilumina una sección de la valla que Hamás rompió el 7 de octubre cuando mató o capturó a una cuarta parte de los residentes del kibutz Nir Oz, (AP Photo/Maya Alleruzzo)
Una farola ilumina una sección de la valla que Hamás rompió el 7 de octubre cuando mató o capturó a una cuarta parte de los residentes del kibutz Nir Oz, (AP Photo/Maya Alleruzzo)

Los hombres que dispararon contra el puesto de guardia la madrugada del 7 de octubre fueron los primeros de unos siete grupos de combatientes armados. Llevaron a cabo su plan sin descanso mientras los mensajes iban y venían en el chat del kibutz y en los grupos de WhatsApp.

9:16 a. m.: "¿Cómo se cierra la habitación segura????"

10:15 a. m.: "Somos rehenes oficialmente".

10:19 am "Están amenazando con volar la casa si no abrimos".

Uno a uno, la gente abandonó el flujo de mensajes. Algunos aparecieron más tarde en vídeos de Hamás. Una madre aterrorizada —con los ojos ensanchados por el miedo— abraza a sus dos pequeños pelirrojos mientras se los llevan envueltos en una manta. Un niño es arrastrado por las axilas. Una mujer de edad avanzada es puesta de pie tras caer de una motocicleta.

Agujeros de bala del ataque transfronterizo del 7 de octubre perpetrado por militantes de Hamás en la puerta del comedor comunal del kibutz Nir Oz, (AP Photo/Maya Alleruzzo)
Agujeros de bala del ataque transfronterizo del 7 de octubre perpetrado por militantes de Hamás en la puerta del comedor comunal del kibutz Nir Oz, (AP Photo/Maya Alleruzzo)

Los tomados como rehenes en el kibutz tenían edades comprendidas entre los 9 meses y los 85 años. Más de la mitad eran mujeres y niños. Los 13 rehenes israelíes liberados en el primer intercambio el 24 de noviembre eran de Nir Oz y fueron la moneda de cambio para la libertad de 39 prisioneros palestinos en Israel.


Una revisión de cientos de mensajes entre residentes de Nir Oz compartidos en exclusiva con The Associated Press, entrevistas directas con 17 y relatos de muchos más, imágenes de cámaras de seguridad y los propios manuales de instrucciones de Hamás sugieren que el grupo planeó con mucha anticipación tener como objetivo a civiles. Cuatro expertos en situaciones de rehenes coincidieron en que las acciones de Hamás, tanto el día del ataque como después, indicaron un plan para tomar civiles y prepararse para la guerra que vendría.

Danielle Gilbert, politóloga de la Universidad Northwestern, quien investiga tomas de rehenes, dijo que Hamás y otros grupos armados generalmente utilizan a los rehenes como escudos humanos o como moneda para negociar un intercambio. Pero la diferencia aquí, agregó, es que la mayoría de los grupos armados toman hombres adultos sanos.

"Es extremadamente raro que los grupos armados secuestren a niños, que secuestren a mujeres, que secuestren a ancianos o a otras personas vulnerables", explicó. "El secuestrador necesita estar seguro de que su rehén pueda sobrevivir al cautiverio".

Hamás ha insinuado que deseaba capturar rehenes, pero ha sido vago en declaraciones públicas sobre si planeaba secuestrar a tantos civiles.

Un lazo amarillo por los rehenes tomados por Hamás atado a un poste en el kibutz Nir Oz, cerca de la frontera entre Israel y Gaza, el 21 de noviembre de 2023. (AP Photo/Maya Alleruzzo)
Un lazo amarillo por los rehenes tomados por Hamás atado a un poste en el kibutz Nir Oz, cerca de la frontera entre Israel y Gaza, el 21 de noviembre de 2023. (AP Photo/Maya Alleruzzo)

"Quedamos asombrados por el colosal colapso (del ejército de Israel). Planeábamos y esperábamos ganar; entrar en los asentamientos y llevarnos lo que queríamos y tomar rehenes. Pero este ejército era un tigre de papel", dijo Ali Barakeh, funcionario de Hamás en Beirut, a The Associated Press el 9 de octubre.

La intención deliberada también se expone en un manual titulado "Cómo tomar cautivos", que el ejército israelí dijo haber encontrado en extremistas de Hamás muertos en otro kibutz atacado el 7 de octubre: "Separar y aislar (a mujeres y niños/hombres). Matar a los difíciles y a los que representan una amenaza".

Escondido en su habitación segura en Nir Oz, Eyal Barad reconfiguró su cámara de seguridad para ver qué sucedía afuera. Una camioneta blanca se detuvo frente a su casa y un grupo de hombres armados saltó de ella y salió de la pantalla. Durante aproximadamente media hora, la pantalla se llenó con el movimiento de motocicletas, bicicletas, maquinaria agrícola robada y hombres armados.

Un atacante emergió por la izquierda, jalando firmemente de las manos a un hombre desarmado claramente reacio. Desaparecieron de la pantalla.

Unos minutos más tarde pasó una motocicleta con tres personas. Una capucha cubría el rostro de la persona atrapada en el medio, mucho más pequeña que las otras dos.

Desde la casa de enfrente, un hombre armado se posicionó cerca de una ventana cerrada. Un segundo hombre abrió la contraventana de metal y sacó a una mujer. Le cubrieron la cara y la cabeza con un paño blanco.

"Parecía muy ensayado", dijo Barad. "Parecía que este era el plan".

Los palestinos transportan a su rehén, Yaffa Adar, una bisabuela israelí de 85 años y superviviente del Holocausto, desde su casa en el kibutz Nir Oz a la Franja de Gaza el 7 de octubre de 2023. (AP Photo, Archivo)
Los palestinos transportan a su rehén, Yaffa Adar, una bisabuela israelí de 85 años y superviviente del Holocausto, desde su casa en el kibutz Nir Oz a la Franja de Gaza el 7 de octubre de 2023. (AP Photo, Archivo)

En otra casa cercana, dos hermanos adolescentes llamaron a su madre. En la línea telefónica abierta, Renana Gome Yaacov escuchó que la puerta de la habitación segura se abría de golpe y voces que gritaron en árabe, que ella no entiende. Su hijo menor intentó razonar con los hombres.

"Pude escucharlo decirles: 'No me lleven. Soy demasiado joven'", refirió. La comunicación se cortó.

Un video palestino filmado bajo la luz de media tarde muestra una procesión relativamente ordenada de automóviles, motocicletas y equipos agrícolas robados que se dirigen de regreso a Gaza a través de los campos. Y, sobre vehículos de dos y cuatro ruedas, a rehén tras rehén.

Hamas liberó a la mayoría de las mujeres y niños de Nir Oz durante la breve tregua, incluida la mujer que Barad vio con su cámara y los dos hijos de Yaacov, pero todos los hombres siguen desaparecidos en Gaza. Y las noticias de la muerte de algunos de ellos en Gaza han comenzado a llegar lentamente.

Gilbert se mostró pesimista sobre lo que representan los intercambios para el futuro con Hamás, al menos a corto plazo. Temió que fuera una práctica que Hamás considerara relativamente exitosa y que potencialmente valdría la pena repetir.

Una de las primeras rehenes en ser liberada, Yocheved Lifshitz, dijo en una conferencia de prensa que fueron separados por kibutz tras llegar a Gaza. Unos días después, Yehya Sinwar, el líder de Hamas se reunió con los rehenes de Nir Oz, refirió más tarde a los medios israelíes. Un médico venía algunos días para revisarlos y atender a un hombre herido.

"Nuestras necesidades fueron satisfechas", dijo. "Se prepararon para esto. Estaban preparados desde hace mucho tiempo".

Vea todas las noticias de hoy

OPINIÓN: El legado del Euromaidán, una década de desafíos y dignidad

Vista de la Plaza de la Independencia desde el Hotel Ukraina. Para Ucrania, el Euromaidán sacó a la luz temas de identidad étnica y nacional, que iban más allá de orientación geopolítica.
Vista de la Plaza de la Independencia desde el Hotel Ukraina. Para Ucrania, el Euromaidán sacó a la luz temas de identidad étnica y nacional, que iban más allá de orientación geopolítica.

Ucrania perfilaba definitivamente su rumbo hacia Europa el 22 de febrero del 2014. Desde entonces, hace ya 10 años, se enfrenta abiertamente a Rusia en una guerra que muchos piensan erróneamente que comenzó el 24 de febrero del 2022.

La negativa del entonces presidente Víctor Yanukovich de firmar el Acuerdo de Asociación y Comercio con la Unión Europa (UE) y encomiarse por Moscú hizo que la sociedad civil ucraniana volviera a las calles a protestar y exigir su renuncia a finales de noviembre del 2013. El escape nocturno de Yanukovich a Rusia en febrero del 2014 fue la nota final de la victoria; y allí sigue “exiliado” hasta hoy.

No era la primera vez que, tras la independencia en 1991 al desaparecer la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), los ucranianos tenían que recurrir a las protestas para exigir sus derechos ante las autoridades.

Ávidos de transformación protagonizaron la Revolución Naranja en el 2004, cuando se negaron a aceptar el fraude electoral en las elecciones presidenciales. En las calles, bajo la intensidad de la nieve de noviembre y diciembre reclamaron una tercera votación, para elegir a Víctor Yushchenko como mandatario. Y lo lograron.

Años después, en noviembre del 2013, la Plaza de la Independencia (Maidan Nezalezhnosti) en Kyiv era el escenario de enfrentamientos, primero de estudiantes con la policía antimotines, y después de ucranianos llegados de todas las regiones del país, con una sola exigencia – Ucrania es Europa.

La movilización pública unificada y permanente

Durante varios meses la policía intentó desalojar a los manifestantes de la céntrica plaza, pero estos iban ocupando calles y plazas aledañas, montando barricadas, tomando control físico de la zona. La solidaridad con los estudiantes pasó a ser divisa nacional. Vinieron a protestar de todas las regiones, organizaron caravanas de autos para recorrer el país y conciertos en la plaza. No faltó la solidaridad internacional tanto de los países europeos, como de Estados Unidos, Canadá, Australia, Japón, y otras naciones democráticas. Tampoco faltaron las palizas, los gases lacrimógenos, los chorros de agua fría y las detenciones arbitrarias por parte de la policía y su equipo especial Berkut. El mundo fue testigo de las vejaciones a que sometían a los detenidos.

Una de las lecciones más importantes de lo que llaman en Ucrania la Revolución de la Dignidad, fue precisamente eso, recobraron la dignidad en el país. Los ucranianos demostraron por segunda vez consecutiva que la movilización pública unificada y permanente (no aislada y por horario como pasó en Venezuela en esos mismos meses) permite y logra cambios políticos y la rendición de cuentas por parte de la élite gubernamental.

Demostraron ellos que mediante el compromiso cívico generalizado de los que protestan y la activa movilización pública se logran cambios políticos importantes.

A lo largo de esos meses se puso de relieve el papel esencial de las redes sociales y la tecnología para la organización, coordinación y difusión de información sobre los movimientos sociales. Si antes en Moldavia el Twitter fue imprescindible, en Ucrania fueron (Facebook, Twitter y Vkontakte) las redes que utilizaron los manifestantes para organizar marchas, mítines y caravanas, compartir información en tiempo real y llamar la atención internacional. La tecnología incrementó la voz de un movimiento social, dificultando al régimen pro ruso la represión de los opositores.

Esa larga batalla conocida como el Euromaidán fue la catapulta para iniciar la dinámica final del país hacia la Unión Europea y a la vez, el disparo de arrancada para la agresión e injerencia rusa a escalas nunca vistas.

La anexión de Crimea, la injerencia rusa en el este de Ucrania y la posterior invasión en el 2022, fue la respuesta del Kremlin a aquel movimiento político nacional.

La violencia policial, la represión a los manifestantes y la destitución y fuga de Yanukóvich pusieron de relieve las consecuencias de que un gobierno no atienda las legítimas demandas de su pueblo y la necesidad de que los líderes gobiernen de forma transparente, responsable e integradora.

Para Ucrania, el Euromaidán sacó a la luz temas de identidad étnica y nacional, que iban más allá de orientación geopolítica (Europa o Rusia), sino también la reafirmación de una identidad ucraniana distinta, lejana a la influencia rusa. Fue aquella revuelta la última revolución democrática en Europa del Este, la última anticomunista y anti imperio ruso.

Aquellas protestas enseñaron la fortaleza de la protesta colectiva para exigir cambios políticos, la misma que se vio en la Primavera Árabe, en las revoluciones de colores; el rol de la tecnología moderna en ellas, la interacción entre la política nacional y las relaciones internacionales, la necesidad de una gobernanza responsable y los dilemas de la identidad nacional en un país que combate a su vecino invasor para preservar la soberanía, la integridad territorial, su historia y la soberanía.

Fallece en aparente suicidio bloguero ruso que reveló las bajas rusas en Ucrania

Un tanque ruso dispara en un lugar no difundido en Ucrania. (Servicio de Prensa del Ministerio de Defensa de Rusia via AP)
Un tanque ruso dispara en un lugar no difundido en Ucrania. (Servicio de Prensa del Ministerio de Defensa de Rusia via AP)

Un bloguero militar ruso falleció, al parecer por suicidio, tras recibir una lluvia de críticas por revelar las fuertes pérdidas militares en Ucrania. Sus partidarios culpan a propagandistas del Kremlin de su fallecimiento.

Andrei Morozov, quien también sirvió como soldado en Ucrania, dijo en su último post el miércoles que decidió "autoejecutarse" para que sus camaradas no sufran las consecuencias de sus publicaciones críticas, que disgustaron a los mandos militares.

Maxim Pashkov, un abogado que lo conocía, confirmó la defunción, afirmando que Morozov, de 44 años, se suicidó con una pistola.

Morozov, conocido por su apodo Murz, dijo en una publicación reciente que unos 16.000 soldados rusos murieron y unos 300 vehículos blindados se perdieron desde octubre cuando empezó la batalla por el pueblo de Avdiivka. Las tropas rusas capturaron Avdiivka el fin de semana, luego que las fuerzas ucranianas se retiraron.

Los comentarios de Morozov causaron el enojo de un prominente presentador de la televisión rusa y otros, que pedían enjuiciarlo por "desprestigiar" a las fuerzas armadas.

Varios blogueros culparon a quienes atacaban a Morozov por su deceso.

En su último mensaje antes de suicidarse, en su canal de Telegram, Morozov dijo que las autoridades le obligaron a borrar su publicación anterior sobre las pérdidas militares rusas. Criticó duramente al mando militar por hacer la vista gorda antes las pérdidas y por ignorar las necesidades de los soldados en el frente.

Alexander Kofman, director de la Cámara Pública de la región de Donetsk controlada por los rusos, describió el suicidio de Morozov como "un grave error" en una app de mensajes.

La muerte de Morozov ocurre en momentos en que las autoridades rusas se han vuelto cada vez más intolerantes previo a las elecciones de marzo, en que el presidente Vladímir Putin prácticamente tiene asegurada la victoria.

También ocurre tras el deceso del líder opositor Alexei Navalny en una colonia penal en el Ártico, lo que ha causado denuncias internacionales y asestó un duro golpe a la oposición rusa.

Madre de Navalny denuncia presión del Kremlin para entierro en secreto de su hijo (VIDEO)

Lyudmila Navalnaya, madre del opositor ruso Alexei Navalny, fallecido en prisión, una declaración en video desde la ciudad ártica de Salekhard. (Foto: Equipo de Navalny vía AP)
Lyudmila Navalnaya, madre del opositor ruso Alexei Navalny, fallecido en prisión, una declaración en video desde la ciudad ártica de Salekhard. (Foto: Equipo de Navalny vía AP)

La madre del fallecido opositor ruso Alexei Navalny denunció este jueves en un video que las autoridades la presionan para que acepte enterrar a su hijo en secreto, tras permitirle ver el cuerpo en una morgue de Salekhard, en el Ártico.

Lyudmila Navalnaya dijo que los investigadores le dejaron ver el cadáver, y alegaron saber la causa de la muerte de su hijo, que no mencionó. Tras firmar el certificado de defunción, intentaron obligarla a aceptar las condiciones del funeral de Navalny.

“Me están chantajeando, están poniendo condiciones sobre dónde, cuándo y cómo debe ser enterrado mi hijo", dijo en el video posteado en la red social X por la esposa de Navalny, Yulia Navalnaya.

La madre del opositor señaló que, de acuerdo con lo establecido por la ley rusa, los investigadores debieron entregarle el cuerpo de su hijo de inmediato. "Es ilegal. Están recibiendo órdenes, o del Kremlin, o de la oficina central del Comité de Investigaciones, justo enfrente de mí".

Navalnaya describió en detalle su conversación con los funcionarios rusos en la sede del Comité, en Salekhard, sobre el entierro de Navalny.

"Quieren que lo haga en secreto, sin una despedida. Quieren llevarme a las afueras del cementerio a una tumba recién abierta y decirme: 'Aquí yace tu hijo'. No estoy de acuerdo con eso", afirmó.

A los seguidores de Navalny, envió un mensaje: "Quiero que ustedes, a los que les importa Alexei, y para quienes su muerte fue una tragedia personal, tengan una oportunidad de decirle adiós".

Lyudmila Navalnaya dijo que decidió hacer las declaraciones en video ante las amenazas de los funcionarios rusos.

"Comenzaron a amenazarme, a mirarme a los ojos. Dijeron que si no accedo a un funeral secreto, harán algo con el cuerpo de mi hijo". Añadió que uno de los investigadores, identificado como Varapayev, le dijo que ya no tenía mucho tiempo porque el cadáver de Navalny se estaba descomponiendo.

La madre del opositor ruso fue clara: "No quiero condiciones especiales. Quiero que todo se haga de acuerdo con la ley", y reiteró su demanda de que el cuerpo de su hijo le sea entregado de inmediato.

Navalny, de 47 años, murió el pasado 16 de febrero, según un documento entregado a su madre por las autoridades. Según el servicio penitenciario, el prisionero se sintió mal después de una caminata y perdió el conocimiento, y que los intentos de reanimación no tuvieron éxito.

El más fuerte opositor al gobierno de Vladimir Putin cumplía una sentencia de 19 años de cárcel tras ser declarado culpable en agosto de 2023 de delitos de extremismo. Organizaciones internacionales como Amnistía Internacional declararon al Premio Sájarov preso de conciencia. Su muerte ha generado una repulsa mundial, con exigencias de que las circunstancias en que sucedió sean esclarecidas.

Von der Leyen buscará segundo mandato como jefa de la Comisión de la UE

La presidenta de la poderosa Comisión Europea de la Unión Europea, Ursula von der Leyen, en el Café Kyiv, en la ciudad alemana de Berlín, el 19 de febrero de 2024. (Reuters/Liesa Johannssen).
La presidenta de la poderosa Comisión Europea de la Unión Europea, Ursula von der Leyen, en el Café Kyiv, en la ciudad alemana de Berlín, el 19 de febrero de 2024. (Reuters/Liesa Johannssen).

La alemana Ursula von der Leyen buscará un segundo mandato como jefa de la poderosa Comisión de la Unión Europea, una medida que podría convertirla en la política más importante que represente a los 450 millones de ciudadanos del bloque en más de una generación.

Después de cinco años de guiar al bloque de 27 naciones a través de múltiples crisis, incluyendo la pandemia de COVID-19 y los dos primeros años de la guerra de Rusia en Ucrania, la mujer de 65 años fue nominada por su partido Unión Demócrata Cristiana de Alemania (CDU) y sólo necesitará un nuevo visto bueno cuando el grupo europeo del partido se reúna a principios del próximo mes en Bucarest.

Explicó que si bien aceptó en 2019 convertirse en jefa de la Comisión por un capricho intuitivo cuando los líderes de la UE se lo pidieron, ahora es una elección muy consciente.

“Hoy, cinco años después, estoy tomando una decisión muy consciente y bien meditada. Quiero postularme para un segundo mandato”, dijo en Berlín luego de una reunión de la junta directiva de la CDU.

También tiene buenas posibilidades de extender su reinado sobre la Comisión Ejecutiva, dado que se espera que el Partido Popular Europeo, dominado por los demócratas cristianos, siga siendo el más grande en la legislatura tras las elecciones europeas del 6 al 9 de junio.

Von der Leyen hizo alarde de sus credenciales progresistas desde el principio al impulsar un Acuerdo Verde destinado a hacer que la UE sea climáticamente neutral para 2050. Puso al bloque a la vanguardia de la lucha global contra el cambio climático y representó un cambio radical en la política de la UE.

Sin embargo, ahora que el sentimiento político de Europa se ha desplazado recientemente hacia la derecha, Von der Leyen reconoció los cambios.

“El mundo es totalmente diferente en comparación con hace cinco años”, dijo en su discurso de aceptación de la nominación.

"Putin mató a mis esposo", declaró viuda de Navalny ante UE; Borrell dice que el mandatario ruso deberá rendir cuentas

Yulia Navalnaya, viuda de Alexei Navalny, toma asiento al lado del jefe de Política Exterior de la UE, Josep Borrell, el 19 de febrero de 2024 en Bruselas. (Reuters/Yves Herman/Pool).
Yulia Navalnaya, viuda de Alexei Navalny, toma asiento al lado del jefe de Política Exterior de la UE, Josep Borrell, el 19 de febrero de 2024 en Bruselas. (Reuters/Yves Herman/Pool).

"Hace tres días, Vladimir Putin mató a mi esposo, Aleksei Navalny", reiteró Yulia Navalnaya en un video de dos minutos publicado en la plataforma X.

Así se expresó la esposa exiliada del fallecido crítico del Kremlin momentos antes de reunirse en Bruselas con cancilleres de la Unión Europea.

En su mensaje prometió "continuar nuestra lucha por nuestro país", a medida que aumenta la indignación nacional e internacional por la muerte de Navalny bajo custodia la semana pasada y la negativa de las autoridades rusas a permitir que su madre y sus abogados vean su cuerpo, informó este lunes Radio Europa Libre/Radio Libertad (RFE/RL).

Navalnaya, que junto con sus dos hijos vive en el extranjero, ya estaba en Múnich para una importante conferencia internacional de seguridad cuando el 16 de febrero surgieron informes de que Navalny había muerto en la prisión del Ártico conocida como “Lobo Polar”, donde cumplía una condena de 19 años por presunto extremismo que, según Navalny y los críticos del Kremlin, se sumó a otras condenas para castigarlo por sus actividades políticas y de anticorrupción.

"Continuaré el trabajo de Aleksei Navalny", dijo Navalnaya en el video. "Continúen luchando por nuestro país. Y los invito a estar a mi lado". Además, pidió a sus partidarios que luchen contra el Kremlin con "más furia que nunca" y dijo que anhelaba vivir en "una Rusia libre".

Luego, Navalnaya se reunió con los ministros de Asuntos Exteriores de la UE en Bruselas.

El jefe de Asuntos Exteriores de la UE, Josep Borrell, salió de esa reunión expresando “las más profundas condolencias de la UE" y la confianza en que Vladimir Putin y su régimen tendrán que rendir cuentas por la muerte de Navalny.

"Como dijo Yuliya, Putin no es Rusia. Rusia no es Putin", afirmó Borrell, y agregó que el bloque respalda "a la sociedad civil rusa y los medios independientes".

El ministro de Exteriores lituano, Gabrielius Landsbergis, insistió anteriormente en que la UE debe "al menos" endurecer las sanciones contra Rusia tras la muerte de Navalny.

La UE ya ha impuesto 12 rondas de sanciones a Rusia y está trabajando en una 13ª a medida que se acerca el segundo aniversario de la invasión rusa a Ucrania.

La ministra alemana de Relaciones Exteriores, Annalena Baerbock, había dicho que Berlín propondría nuevas sanciones a Moscú en la reunión con Navalnaya, pero el resultado seguía sin estar claro.

El Ministerio de Relaciones Exteriores alemán dijo que estaba convocando al embajador ruso por la muerte de Navalny para "condenar esto en los términos más enérgicos posibles y pedir expresamente la liberación de todos los encarcelados en Rusia por razones políticas".

La oficina del canciller Olaf Scholz pidió por separado que se aclararan las circunstancias y que las autoridades rusas entregaran el cuerpo de Navalny a la familia.

La familia y sus simpatizantes han seguido buscando acceso al cuerpo de Navalny, mientras siguen ocurriendo detenciones de ciudadanos rusos que depositan flores en monumentos informales y espontáneos en honor al opositor, quien, según las autoridades, falleció mientras caminaba el 16 de febrero.

El Kremlin, que durante años evitó mencionar a Navalny por su nombre, rompió su silencio oficial el 19 de febrero al decir que se estaba llevando a cabo una investigación de acuerdo con la ley rusa. Dijo que la cuestión de entregar su cuerpo no era algo que debía decidir el Kremlin. También calificó de "absolutamente inaceptable" la protesta occidental por estos temas.

Jóvenes rinden tributo a Alexei Navalny, el 19 de febrero de 2024 en el monumento Solovetsky, en Moscú. (AP Photo/Alexander Zemlianichenko).
Jóvenes rinden tributo a Alexei Navalny, el 19 de febrero de 2024 en el monumento Solovetsky, en Moscú. (AP Photo/Alexander Zemlianichenko).


La agencia Novaya Gazeta Europe, con sede en Letonia, dijo el 18 de febrero que la policía estaba asegurando una morgue local en la ciudad siberiana de Salekhard, mientras se especulaba sobre la ubicación del cuerpo de Navalny, de 47 años, y si mostraba signos de abuso.

RFE/RL reporta que el sitio web de Mediazona dijo última hora del 18 de febrero que las cámaras a lo largo de la carretera que llega a "Lobo Polar", a la que fue trasladado el opositor recientemente para cumplir una condena de 19 años por extremismo, con la ciudad de Salekhard, en el norte de Siberia, mostraban un convoy de cuatro vehículos que tal vez transportaba el cuerpo de Navalny.

Navalny es el último de una importante lista de enemigos de Putin que han terminado muertos en circunstancias sospechosas en el extranjero o en casa, donde el Kremlin ha reprimido despiadadamente la disidencia y la libertad de expresión desde que comenzó la invasión de Ucrania.

La analista política Yekaterina Shulman dijo al programa Current Time de RFE/RL que Navalny "poseía un capital moral incomparable" en Rusia, pero también mucho más allá de sus fronteras.

"Poseía fama, en toda Rusia y todo el mundo", dijo Shulman. "Tenía autoridad moral [y] tenía una larga biografía política. Todas estas son cosas que no se pueden transmitir a nadie y no se pueden adquirir rápidamente".

Citó la credibilidad crucial de Navalny y el "capital político" acumulado a través de años de investigaciones de corrupción, campañas electorales y organización política.

"Tal vez este aparente asesinato político se convierta en un punto de reunión no para la oposición, la oposición es gente que se postula para un cargo para adquirir mandatos y no estamos en esa situación, sino para la comunidad contra la guerra... dentro de Rusia", subrayó Shulman.

Mediazona y Novaya.gazeta Europe dijeron que el cuerpo de Navalny estaba retenido en la morgue del distrito de Salekhard, aunque los funcionarios supuestamente le dijeron lo contrario a la madre de Navalny después de que viajó a la prisión remota el 17 de febrero y se le negó el acceso.

Una exportavoz de Navalny, Kira Yarmysh, afirmó que la madre de Navalny había sido rechazada de nuevo en la madrugada del 19 de febrero.

Yarmysh dijo en X que el Comité Federal de Investigación de Rusia le había dicho a su madre y a sus abogados que "la investigación sobre la muerte de Navalny se había extendido. Se desconoce cuánto tiempo más durará. La causa de la muerte aún es indeterminada".

"Mienten, buscan tiempo y ni siquiera lo ocultan", agregó.

El sitio web del grupo de derechos humanos OVD-Info mostró a más de 57.000 firmantes exigiendo que el Comité de Investigación devuelva el cuerpo de Navalny a su familia.

El grupo señaló que un proceso de revisión procesal podría permitir a las autoridades mantener el cuerpo durante al menos 30 días, o más si se abre un caso penal.

Novaya Gazeta Europe citó a un trabajador médico no identificado que dijo que se encontraron hematomas que podrían ser un signo de masaje cardíaco indirecto en el pecho de Navalny, lo que indica posibles esfuerzos para reanimarlo. Pero el informe no pudo ser confirmado de forma independiente.

Desde el anuncio de su muerte el 16 de febrero, la policía rusa ha acordonado los sitios conmemorativos donde la gente depositaba flores y velas para honrar a Navalny, y ha dispersado y arrestado a los presuntos infractores.

Han detenido a más de 400 personas en concentraciones en al menos 36 ciudades, precisó RFE/RL.

La mayoría de los arrestos se realizaron en Moscú y San Petersburgo, la segunda ciudad más grande de Rusia, dijo OVD-Info, y agregó que más de 200 personas fueron detenidas en San Petersburgo a última hora de la noche del 18 de febrero.

El canal de noticias en línea Verstka reporta que han aparecido memoriales espontáneos a Navalny en al menos 140 ciudades de toda Rusia.

La respuesta occidental a lo ocurrido ha sido condenar a Putin y su administración.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo que "no hay duda" de que Putin es el culpable de la muerte de Navalny.

Los embajadores de Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos rindieron tributo durante el fin de semana en la Piedra Solovetsky, un monumento en Moscú a la represión que se ha convertido en un sitio para honrar a Navalny.

La embajadora de Estados Unidos, Lynne Tracy, dijo que estaba honrando a Navalny y otras víctimas de la represión política en Rusia, y que "su fuerza es un ejemplo inspirador".

(Con información de Reuters, Twitter y RFE/RL)

Cargar más

XS
SM
MD
LG