Enlaces de accesibilidad

Colombia en defensa del sistema interamericano


Los gobiernos de Ecuador, Venezuela y Cuba buscan desmantelar la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

El gobierno colombiano le sale al paso a las maniobras de Venezuela, Ecuador y otros países alentados por Cuba para tratar de desmantelar el Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

Esta semana Colombia se convirtió en el primer país de Latinoamérica en defender abiertamente y sin condiciones al asediado Sistema Interamericano de Derechos Humanos, según destaca este miércoles un artículo de opinión publicado en España por El Diario Exterior.

El análisis pone de relieve que el gobierno colombiano ha declarado sin ambigüedades que su posición es la de buscar fortalecer ese sistema y oponerse a todo lo que signifique debilitarlo, tal y como buscan hacer otros que abogan por eliminar la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, un organismo autónomo de la OEA.

Esa firme actitud, añade, “alimenta naturalmente las esperanzas de que los regímenes ´bolivarianos´, que procuran denodadamente destruir al Sistema, para así poder ´legitimar´ sus ataques contra la libertad de expresión y de información (…) no puedan salirse con la suya”.

El autor del artículo, el ex embajador argentino ante la ONU Emilio J. Cárdenas, precisa que han sido los informes de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión los que han incomodado muy particularmente a dos de los gobernantes ”más autoritarios" de la región, "que a la vez son aquellos que más persiguen a los medios de prensa independientes: Hugo Chávez (Venezuela) y Rafael Correa (Ecuador)”.

También subraya que “cuando Venezuela ha oficializado ya su totalitaria decisión de abandonar el Pacto de San José de Costa Rica, dejando así a todos sus ciudadanos sin protección regional en materia de derechos humanos y libertades individuales (como ocurre en Cuba), las noticias que nos llegan desde Bogotá son ciertamente refrescantes”.

Dice además que es de esperar que la posición colombiana encuentre el apoyo de aquellos países donde -como en Brasil, Chile o Perú- la libertad de prensa es considerada absolutamente esencial, porque "sin ella todas las demás libertades de los seres humanos quedan inmediatamente en riesgo”.

Para el autor no sería una sorpresa que aparecieran en el ámbito de UNASUR intentos disfrazados de “replicar” el sistema con otra ”campana” que resuene con una ideología totalitaria y engañosa que hasta eventualmente pueda permitir a Cuba ser parte de un “nuevo” mecanismo, señala, en el que los derechos humanos y libertades de los individuos se debiliten subordinándolos a los presuntos “ideales” de la “comunidad”.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG