Enlaces de accesibilidad

Este ataque fue dirigido contra misiles tierra-aire SA-17 de fabricación rusa y contra un complejo adyacente que se sospechaba que albergaba armas químicas

Una tercera batería del sistema antimisiles "Iron Dome" fue desplegada en el norte de Israel tras el ataque israelí de la semana pasada contra instalaciones militares sirias, informó este martes la prensa israelí.

Una portavoz del ejército israelí confirmó la presencia de baterías en el norte del país, sin dar mayores detalles: "El despliegue de varias baterías Iron Dome en el norte del país se inscribe en el marco del despliegue operacional del sistema".

El despliegue de una batería adicional se produce luego de que el ministro israelí de Defensa, Ehud Barak, asumiera implícitamente el domingo un ataque aéreo el 30 de enero cerca de Damasco.

Este ataque fue dirigido contra misiles tierra-aire SA-17 de fabricación rusa así como contra un complejo adyacente del que fuentes militares estadounidenses sospechaban que albergaba armas químicas.

A fines de enero, la prensa israelí había informado sobre el despliegue de dos baterías del sistema antimisiles en el norte de Israel para prevenir eventuales disparos desde El Líbano o de Siria.

Estas baterías permitirían a Israel accionar rápidamente una acción militar contra objetivos en Siria o en El Líbano, que provocarían inevitablemente represalias, había explicado a la AFP una fuente de seguridad israelí.

El sistema antimisiles israelí permite derribar en vuelo artefactos de un alcance de 4 a 70 km. Resultó ser muy eficaz en la primera ofensiva israelí en la Franja de Gaza en noviembre de 2012.
XS
SM
MD
LG