Enlaces de accesibilidad

Bachar al Asad recibe a una delegación de EEUU


Fotografía cedida por la agencia siria de noticias SANA que muestra al presidente sirio, Bachar al Assad (c-izda.) durante la reunión que mantuvo con una delegación estadounidense encabezada por el ex fiscal general Ramsey Clark (c-dcha.) en Damasco, Siri

El presidente sirio sustuvo además una reunión con el viceministro ruso de exteriores, Serguéi Riabko a quien agradeció la gestión de Rusia.

El presidente sirio, Bachar al Asad, recibió hoy a una delegación de Estados Unidos, compuesta por antiguos congresistas, activistas y periodistas, a los que señaló que las políticas de Washington en la región, "basadas en iniciar guerras e intervenir en los asuntos de otros países, no reflejan los intereses del pueblo de EEUU".

La delegación, encabezada por el ex fiscal general Ramsey Clark, expresó su esperanza de que la paz y la estabilidad regresen a Siria, apuntó Sana.

El presidente sirio sustuvo además una reunión en Damasco con el viceministro ruso de exteriores, Serguéi Riabko a quien agradeció la gestión de Rusia.

Al Asad agradeció a Riabkov la postura rusa de apoyo a Siria, que, en su opinión, afronta "un ataque feroz y el terrorismo hereje", según informó la agencia de noticias oficial siria Sana.

Riabkov, por su parte, reiteró que su país insiste en encontrar una solución política al conflicto y que mantiene su apego a la ley internacional, que, recordó, rechaza el uso de la fuerza y respeta el derecho de los pueblos para decidir su futuro.

Según Sana, el responsable ruso dijo, además, que el caso sirio es prioritario para Rusia y es un eje de la política internacional.

Riabkov, que mantuvo la víspera consultas con su colega sirio,Walid al Mualem, aseguró hoy a medios rusos que las autoridades de Damasco le habían entregado datos sobre el empleo de armas químicas por parte de los rebeldes.

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, dijo hoy que la opción de una intervención militar en Siria "debe seguir sobre la mesa" a fin de presionar al régimen del presidente Bachar al Asad a que cumpla con su compromiso de entregar sus armas químicas.

"Creo que la amenaza creíble de una intervención militar fue lo que dio una oportunidad a la diplomacia y pienso que, para mantener la fuerza del proceso político y diplomático, la opción militar debe seguir sobre la mesa", declaró Rasmussen tras reunirse en Londres con el primer ministro británico, David Cameron.

Cameron y el secretario general de la OTAN se entrevistaron en la residencia oficial del número 10 de Downing Street para tratar el conflicto en Siria y la situación en Afganistán. Tras el encuentro, Rasmussen saludó el pacto alcanzado por Rusia y Estados Unidos, que fija un calendario para que Al Asad entregue su arsenal químico, pero remarcó que "lo importante ahora es asegurarse de que ese acuerdo se cumple en su totalidad y de forma efectiva".

"A ese respecto -afirmó-, es crucial que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas adopte rápidamente una resolución firme que sirva de marco para la eliminación rápida, segura y verificable de todas las armas químicas en Siria".

Rasmussen recordó que la posesión de armamento de ese tipo "es un delito" y los responsables "deben rendir cuentas". Si el régimen sirio no cumple con sus obligaciones, "necesitaríamos una respuesta internacional firme", advirtió.

Frente a la afirmación rusa de que el ataque químico en Siria del 21 de agosto, que desató la actual respuesta internacional, pudo ser perpetrado por las fuerzas rebeldes, el secretario general de la OTAN subrayó que él no tiene "ninguna duda" de que "el régimen sirio es responsable del horrendo ataque con armas químicas".
XS
SM
MD
LG