Enlaces de accesibilidad

La libertad de expresión es violada sistemáticamente en Cuba, según la CIDH


Un vendedor de periódicos en La Habana muestra el diario oficial "Granma" y "Juventud Rebelde", con la misma portada.

La Comisión Interamericana valora que la situación de los DDHH ha empeorado en Latinoamérica y el diagnóstico que hace de la isla es demoledor.

Los Derechos Humanos y la libertad de expresión son violados "absoluta y sistemáticamente" en Cuba, con un Estado que acapara el "monopolio" de los medios, resaltó hoy en Charleston (Carolina del Sur, Estados Unidos) Edison Lanza, relator especial de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH.

"La situación de la libertad de expresión y concentración de medios ha empeorado" en Latinoamérica, criticó Lanza, relator especial para la Libertad de Expresión de la CIDH.

"Lamentablemente –precisó durante la presentación del informe– tenemos que decir que la cosa está peor y no logramos que bajen los niveles de violencia en términos de amenaza, hostigamiento y asesinatos" de periodistas, precisó Lanza en una sesión con motivo de la 71 asamblea general de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), que concluye mañana, martes, en esta ciudad sureña de Estados Unidos.

Se refirió en concreto a los casos de México, Ecuador y Venezuela y alertó sobre la "gravísima crisis en materia de Derechos Humanos" que corroe al primero, la "profundización en el camino del autoritarismo" del segundo y el "hostigamiento permanente de los pocos medios independientes que quedan" en Venezuela.

Su diagnóstico sobre Cuba fue demoledor. Afirmó que el país presenta una "situación estructural de violación absoluta de la libertad de expresión" y de "falta de pluralismo", pese al restablecimiento de relaciones diplomáticas con Estados Unidos.

En ese contexto, el relator especial de la CIDH, que lleva un año en el cargo, aseguró que este organismo "está documentando cada una de las violaciones de la libertad de expresión", a pesar de las "escasas fuentes de información" con las que cuenta. Ahí sigue, detalló, la "práctica de encarcelamiento permanente a quienes hacen uso de la manifestación pública como un derecho a la libertad de expresión y mostrar su posición disidente", y, por supuesto, el hecho, apuntó, de que "los medios de comunicación son un monopolio en manos del Estado" cubano.

El asunto de "la concentración de los medios y la libertad de expresión, la diversidad y el pluralismo" sirvió a Lanza para definir puntos y compartir reflexiones. "Existe el consenso general, como nunca antes, de que la concentración indebida de los medios de comunicación tiene un efecto muy negativo para la libertad de expresión y la democracia", así como para la "creación de contenidos en materia periodística", puso de relieve el uruguayo.

En concreto, dijo, es "negativo para la democracia" no sólo porque "reduce las voces críticas y el debate de ideas", sino porque cuando "hay medios que asumen el control y la propiedad de otros, laminan la independencia de esos medios" y suprimen la "creación de contenidos diversos". Una segunda reflexión en torno a la concentración de medios es la constatación de Estados latinoamericanos que "no han conseguido construir modelos y marcos normativos y políticas públicas para abordar eficazmente este problema desde una perspectiva de libertad de expresión".

Diseccionó a continuación la "metodología" empleada por el Gobierno venezolano para "acaparar medios" que eran de propiedad privada para "transformarlos en medios estatales o públicos" que, en definitiva, "se han convertido en medios para la promoción del Gobierno" y no de la "diversidad y el pluralismo".

El mismo modelo se constata en Ecuador, articulado "a través de distintas herramientas" y "formas creativas" como puede ser la de "enviar testaferros a adquirir empresas privadas" que eran de línea periodística independiente. Los actos de "hostigamiento" conducen, a menudo, a la "venta de ese medio de comunicación a un amigo (empresario) del Gobierno que lo pone" bajo los alineamientos del poder, apuntó.

Así, detalló, ha surgido la figura de los "empresarios amigos del poder", como es el caso del mexicano Ángel González, quien "talvez sea el inventor de este modelo". Un modelo que, según Lanza, consiste en "acaparar frecuencias que garantizan a los Gobiernos la tranquilidad o un espacio de docilidad y de falta de crítica y de periodismo independiente" en los medios de comunicación que el empresario controla. Esta "técnica", como la denominó el relator, se ha impuesto ya en países como Nicaragua, Guatemala, y recientemente en Ecuador, aunque González "lo ha intentado en otros países sin suerte".

Informe de la SIP refleja censura de los medios en Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:03:06 0:00

XS
SM
MD
LG